Las Bolsas de Asia cierran a la baja

Los mercados se vieron afectados por los malos resultados del sector financiero de EU; las Bolsa de Japón y Corea cerraron con pérdidas de 1.1 y 0.7%, respectivamente.

Las Bolsas de Asia cayeron la jornada de este martes mientras los inversores analizaban las noticias provenientes del sector financiero.

"Wall Street ha mostrado una sorprendente recuperación, pero no sabemos si durará, y tenemos un montón de reportes de ganancias en Estados Unidos y Japón pendientes", dijo Koichi Ogawa, jefe de portafolio de Daiwa SB Investments.

Los inversores que pensaban que la crisis de crédito estaba cerca de su final fueron devueltos a la realidad el lunes, cuando Bank of America, el mayor banco minorista estadounidense, reportó una caída del 77% en sus ganancias.

Más malas noticias podrían estar en camino luego de que el británico Royal Bank of Scotland anunció una emisión de títulos por 12,000 millones de libras esterlinas (24,000 millones de dólares) para cubrir una potencial amortización por 5,900 millones de libras. Otros bancos británicos podrían imitarlo.

"Todo el mercado bursátil está agitado, en particular los valores financieros", dijo Peter Vann, jefe de investigación de mercado de Constellation Capital Management. "Algunos de los bancos estadounidenses van a tener grandes pérdidas o una considerable reducción de sus utilidades por todas las actividades riesgosas", agregó.

El promedio Nikkei de Tokio cerró con una pérdida del 1.1%, arrastrada por exportadores como Honda Motor, ante la fortaleza del yen que provocó una toma de ganancias tras cinco sesiones de subidas consecutivas.

El índice referencial de Shanghai tocó un mínimo de 13 meses, liderada por acciones de siderúrgicas, ante la decepción de los inversores por las medidas oficiales para fortalecer al mercado.

En Seúl, las acciones cayeron 0.7%, destacando las pérdidas en papeles relacionados con el grupo Samsung luego de que su presidente, Lee Kun-hee, fuera condenado la semana pasada por evasión fiscal y anunciara su renuncia.

Los continuos temores por la economía estadounidense mantenían al dólar bajo presión contra el yen y el euro. Las caídas en las bolsas asiáticas llevaron a los inversores a recortar sus operaciones de carry.

El euro también repuntaba luego de que el miembro del Banco Central Europeo Klaus Liebscher dijo que no había ninguna razón para ser pesimistas sobre el crecimiento en la zona euro, sugiriendo que la tasa de interés se mantendrá en su actual 4% por un tiempo.

"Es sólo cuestión de tiempo antes de que el euro toque el nivel clave de 1.6 dólares, pues los inversores ven poco riesgo en comprar euros", dijo Hiroshi Yoshida, operador de Shinkin Central Bank.

Ahora ve
No te pierdas