En espera del recorte de la Fed

Los inversionistas dejan los títulos bursátiles y acuden a deuda del Gobierno por un menor ries los mercados prevén que la Reserva recortará sus tasas 25 puntos base el miércoles.
NUEVA YORK (CNN) -

Los precios de la deuda del Tesoro de Estados Unidos subían este martes, ya que las acciones cedían terreno, con los inversores cambiándose a los bonos un día antes del esperado recorte de las tasas de parte de la Fed.

La Reserva Federal (Fed) comienza este martes una reunión de dos días de política monetaria y se espera ampliamente que el miércoles recorte su tasa de interés en 25 puntos básicos, desde el actual 2.25%, para llevarla al 2.00%.

Antes del comunicado de política monetaria del banco central y de cualquier decisión que pueda tomarse el miércoles, el tono en los bonos era establecido por el mercado de acciones, con los inversores dejando los títulos bursátiles por la deuda del Gobierno, percibida como de menor riesgo.

Por lo general, los precios de los bonos han estado cayendo y los rendimientos subiendo durante las últimas semanas, con algunos inversores especulando que lo peor de una crisis crediticia global podría haber finalizado.

"Algunos de los rendimientos más altos han presentado una oportunidad de compra a aquellos que creen que la crisis de crédito no ha terminado y que la economía está en recesión", dijo Kim Rupert, director gerente de análisis de ingreso fijo de Action Economics en San Francisco.

La nota de referencia del Tesoro a 10 años se negociaba con alza de 14/32 en precio para un rendimiento del 3.78% desde un 3.83% al cierre del lunes, mientras que el bono a dos años ganaba 3/32 en precio para un rendimiento del 2.30% desde el 2.36%.

El volumen de negociación de los bonos era relativamente reducido, ya que los inversores esperaban la decisión de la Fed el miércoles.

"Estuvimos pesimistas por la idea de que la Fed podría hacer una pausa, pero eso fue digerido y la gente está ahora comenzando a rondar la idea de que la Fed podría estar haciendo una pausa, pero será una pausa suave que no va a descartar más recortes", dijo Dominic Konstam, jefe de estrategia de tasas de interés de Credit Suisse en Nueva York.

Datos divulgados el martes que muestran que los precios de las casas familiares estadounidenses extendieron sus pérdidas en febrero y que la confianza del consumidor cayó a un mínimo de cinco años en abril, también dieron algo de apoyo a los bonos.

"En los datos de hoy, uno realmente no podía pedir algo mucho peor: esta economía está luciendo muy, muy débil", dijo Konstam.

Las notas del Tesoro a cinco años se negociaban con un alza de 8/32 en precio, para un rendimiento del 3.07% desde el 3.12 al cierre del lunes, mientras que el bono a 30 años ganaba 27/32, para un rendimiento de 4.51% desde el 4.57.

Ahora ve
No te pierdas