La crisis ya golpea al bolsillo

Banco de México ve mayor inflación y menor crecimiento, en consecuencia menos empleo; los salarios comienzan a deteriorarse, pero se prevé que inicien una mejora a partir de septiem
En la economía circulan menos billetes y monedas por la meno  (Foto: )
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La mayor inflación y el menor crecimiento han impactado ya en los bolsillos de las familias en México, pero es un golpe transitorio que se espera se diluya a partir del cuarto trimestre del año, estimó el Banco de México (Banxico).

Los efectos de la crisis mundial de altos precios de materias primas y la desaceleración de Estados Unidos se reflejaron en un menor crecimiento del empleo y de los salarios en los primeros tres meses de este año.

De acuerdo a los análisis del Baxico, la tasa de crecimiento de la población ocupada en el país se redujo a principios de este año, mientras que el número de trabajadores afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social mostró una desaceleración, sobre todo en el sector industrial, el que mayor peso tiene en las exportaciones.

“Al tener una mayor inflación en alimentos y energéticos esto le está restando poder de compra al consumidor, es cierto, en todos los países del mundo, en particular en Estados Unidos”, dijo este miércoles el gobernador del Banco Central, Guillermo Ortiz.

El instituto aumentó ayer su pronostico de inflación para este año, los precios podrían alcanzar un incremento de hasta 5% en el segundo semestre, al tiempo que redujo las expectativas de crecimiento de la economía a entre 2.40 y 2.90%, cifra menor al pronóstico anterior.

Sin embargo, los efectos negativos se presentaron desde el cuarto trimestre del año pasado, cuando el ingreso nominal de los trabajadores asalariados del país creció solo 2.6% a tasa anual, mientras que un trimestre antes subió 4.6%, según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del INEGI.

El coletazo llegó a los trabajadores afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), cuyo salario anual promedio subió 4.6% en los dos primeros meses del año, lo que significó medio punto porcentual menos a lo observado en el último trimestre de 2007, pero aún así el banco central prevé un aumento en el poder de compra.

“Si vemos la evolución de negociaciones contractuales incluyendo prestaciones y beneficios adicionales el crecimiento, aún en el pico  de inflación de 5%, que no es la mejor base de comparación, tendríamos un crecimiento real de la masa salarial”, dijo Ortiz.

Otro elemento que indica una menor disposición de las familias y empresas a consumir, por cautela, menores ingresos o mayores precios, es la base monetaria la cual disminuyó 9.5% en el primer trimestre en comparación al cierre de diciembre pasado, lo que indica una menor demanda de billetes y monedas.

Pese a este panorama, Guillermo Ortiz prevé que será en el cuarto trimestre cuando las presiones inflacionarias comiencen a descender para que al cierre de 2009 se alcance el objetivo de una inflación cercana al 3%.

Ahora ve
No te pierdas