Bancos centrales alertan por alimentos

Las entidades dijeron que la política monetaria no podría enfrentar el alza de precios; las presiones alimentarias podrían ser uno de los problemas más serios, advirtieron.
BASILEA (CNN) -

La inflación de los precios de los alimentos podría ser uno de los problemas más serios que enfrenta el mundo, pero la política monetaria no puede hacer mucho para resolverlo, dijeron los banqueros centrales.

En momentos en que el ritmo de alzas de los precios de los alimentos supera el 40% anual, el tema es una de las prioridades en la agenda de los encuentros del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés) en Basilea que comenzaron el domingo.

"Las presiones sobre los alimentos son un problema global, tenemos que observar, vigilar, pero no podemos usar las herramientas de la política monetaria para manejar este problema", dijo el presidente del Banco Nacional de Polonia, Slawomir Skrzypek.

"Las presiones alimentarias podrían ser uno de los problemas más serios que tenemos que enfrentar ahora", sostuvo. Por su parte, el gobernador del Banco de Israel, Stanley Fischer, al llegar a las conversaciones, dijo que "ciertamente será uno de los grandes temas aquí".

Los principales banqueros centrales, incluidos el vicepresidente de la Reserva Federal de Estados Unidos Donald Kohn y el nuevo gobernador del Banco de Japón (BJ) Masaaki Shirakawa, se unirán en las reuniones a otros colegas del Grupo de los Siete países más desarrollados (G7) y a funcionarios de los países en desarrollo.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE) Jean-Claude Trichet, quien dirige la sesión sobre economía global, realizará una conferencia de prensa el lunes, más tarde.

El encuentro de mayo tiene lugar en momentos en que una rápida subida de los costos alimentarios y de los precios de otras materias primas como el petróleo alimenta la inflación desde la zona euro hasta China.

La escalada también crea un dolor de cabeza para los banqueros centrales que además están preocupados por el impacto económico de la turbulencia financiera global, que ya lleva nueve meses.

Ahora ve
No te pierdas