Argentina estancada en diálogo con agro

Las negociaciones entre el gobierno y el sector agrícola proseguirán, ya que permanecen sin ava los productores agrícolas están en desacuerdo por un aumento de impuestos y amenazan con huelga
BUENOS AIRES (CNN) -

Las negociaciones entre el Gobierno argentino y el sector agrícola, que reclama por un aumento de impuestos, parecían empantanarse el martes luego de una extensa reunión, lo que podría llevar a una nueva protesta del campo.

Representantes del campo dijeron que el Gobierno estaba dispuesto a cambiar el impuesto a las exportaciones de granos, que generó una crisis política tras una amplia huelga del sector agropecuario en marzo, pero las autoridades negaron luego esa posibilidad.

El encuentro, que buscaba evitar una nueva protesta como la que hace semanas dejó al país al borde del desabastecimiento de alimentos, continuará el miércoles.

"El Gobierno, a través del jefe de Gabinete, admite que las retenciones (tasas a las exportaciones) son un problema que el Gobierno está dispuesto a modificar", dijo tras el encuentro Eduardo Buzzi, presidente de la Federación Agraria Argentina, una de las cuatro entidades que lanzaron la protesta en marzo.

El jefe de Gabinete, Alberto Fernández, negó que el Gobierno haya planteado cambios al sistema de retenciones móviles y aseguró que durante el encuentro sólo se manifestó la intención oficial de dar una solución para el mercado de futuros de bienes primarios.

"Propusimos discutir un tema que le preocupa a la gente del campo (...) que es resolver los problemas del mercado a futuro", dijo a un canal de televisión.

Fernández reclamó continuar con las negociaciones pero criticó la amenaza latente de una nueva protesta del sector en caso de que no se cumplan con las demandas.

"Es muy difícil el diálogo con gente que permanentemente esta planteando la amenaza de un paro o la amenaza de un corte", aseguró.

Los productores agrícolas se mantienen en estado de alerta en los costados de las rutas, en muchos casos entregando volantes con la posición del sector a los autos que transitan y tienen previsto continuar el miércoles con asambleas y concentraciones en distintos puntos del país.

Las negociaciones comenzaron el 2 de abril, cuando los productores del campo pusieron fin a una protesta de tres semanas en rechazo a un nuevo esquema móvil de impuestos a las exportaciones de granos y derivados, pero hasta el martes no se registraron avances relevantes en las conversaciones.

El Gobierno se niega a modificar el nuevo sistema de retenciones que en marzo disparó la protesta del campo y llevó hace 10 días a la renuncia del ex ministro de Economía Martín Lousteau, autor del cambio fiscal.

La principal protesta del sector rural es que el sistema de impuestos móviles a las exportaciones implicó de hecho un alza en las tasas que pagan las ventas externas de soja, girasol y los subproductos.

Cambios

Según los representantes del campo, en la reunión del martes las dos partes presentaron una propuesta para modificar el esquema impositivo.

"Nosotros tenemos propuestas pensadas en cuanto a la curva que va siguiendo la retención de acuerdo al precio del producto y el Gobierno tiene también la suya, así que de las dos esperemos que salga una buena", expresó Luciano Miguens, presidente de la Sociedad Rural Argentina.

Fuentes cercanas a las conversaciones dijeron que el impuesto a las exportaciones seguiría siendo móvil, pero que el Gobierno ofreció poner un techo a la alícuota, que de ese modo no se llevaría una porción tan grande de las ganancias de los agricultores si los valores internacionales suben.

Todo ello fue desestimado luego por el jefe de gabinete en sus declaraciones a la televisión.

La virulencia del conflicto en las últimas semanas hizo caer con fuerza los mercados financieros locales e impulsó las plazas internacionales de granos.

Tras la salida de Lousteau, las negociaciones se aceleraron y se cerraron algunos acuerdos parciales, pero no lograron satisfacer las demandas de los agricultores.

Argentina es uno de los mayores exportadores mundiales de granos, productos derivados y carnes.

Ahora ve
No te pierdas