Transgénicos van por menores precios

Los cultivos genéticamente modificados son la solución a los altos precios de alimentos: Agrobí en unos cinco años México podría iniciar el cultivo de maíz transgénico en el país.
México está en proceso de reglamentar el proceso para el cul  (Foto: )
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

México tiene el potencial de enfrentar los constantes aumentos de precios de granos como el maíz si se aplica la biotecnología en la producción de granos, afirmó Agrobío.

“La producción de maíz puede aumentar un 20%, lo que significa unos 2 millones de toneladas anuales adicionales”, dijo en entrevista José Luis Solleiro, director de Agrobío, organismo que fomenta la investigación y uso de biotecnología en la agricultura.

Los precios internacionales de granos como el maíz, trigo y  arroz han aumentado desde 2006 a una tasa anual promedio de 20% en los países en desarrollo, lo que ha provocado un aumento de 8% en los precios de alimentos procesados en los últimos 12 meses.

Sin embargo, en México todavía no se permite el cultivo de maíz genéticamente modificado, pero está en proceso el reglamento para su estudio, prueba y posterior siembra, lo que puede tardar al menos otros cinco años.

La biotecnología permite modificar la genética de un organismo, en este caso plantas, con el objetivo de protegerlo de plagas o del medio ambiente, lo que permite una mayor producción.

El anteproyecto del Régimen de Protección Especial al Maíz se encuentra en fase de análisis en la Comisión de Mejora Regulatoria (Cofemer), organismo que deberá dictaminarlo en unos días.

Organizaciones como Greenpeace se han manifestado en contra de este anteproyecto debido a que no incorpora las exhaustivas investigaciones y recomendaciones realizadas a por la Comisión de Cooperación Ambiental de América del Norte, a su parecer no implementa medidas de seguridad ante la liberación experimental de maíz transgénico ni plantea un monitoreo amplio y exhaustivo del alcance de la contaminación transgénica actual y cómo revertirlo.

“Lo importante es que haya decisión política para aprobarlo, el marco legal establece los requisitos para que el uso de los organismos genéticamente modificados sea seguro”, dijo Solleiro.

Agrobío destacó que la mejor forma para amortiguar el aumento de precios y reducir la dependencia del exterior es lograr un aumento en la productividad de cada hectárea de cultivo ya que el rendimiento de 2.8 toneladas de maíz en México es incluso menor al promedio de en países en desarrollo (3.3 Toneladas por hectárea), y mucho menor al de Estados Unidos de 8 toneladas.

Actualmente unos 12 millones de agricultores de 26 países aplican biotecnología, incluso el 30% de la producción de maíz a nivel mundial es transgénico.

Con cada mes que se retrase la publicación del Régimen de Protección Especial del Maíz, es un año de retrazo en los trabajos de investigación ya que se tienen que adecuar las fechas a los ciclos de cultivo.

“Llevamos 10 años de discusiones interminables si que se pueda hacer una sola prueba en maíz”, dijo Solleiro.

México aprobó desde 2005 la Ley de Bioseguridad de Organismo Genéticamente Modificados.

El Servicio Internacional para la Aplicación y uso de Agro-biotecnología (ISAAA por su siglas en inglés) prevé que para el 2015 al menos 40 naciones utilicen la biotecnología en sus campos de cultivo que alcanzarían las 200 millones de hectáreas lo que supone elevar la cuota de un cuarto del área cultivable del mundo que hoy ocupan los transgénicos.

Ahora ve
No te pierdas