El petróleo cierra en 132.19 dólares

El crudo ganó un 1.05%, para cerrar su precio a 132.19 dólares por barril; durante la jornada el energético se negoció entre 130.16 y 133.71 dls.

El petróleo avanzó el viernes, apuntalado por un debilitamiento del dólar y las persistentes preocupaciones sobre los suministros en el largo plazo, que esta semana impulsaron al crudo a un máximo de más de 135 dólares el barril.

El crudo ligero estadounidense ganó 1.38 dólares, a 132.19 dólares el barril, luego de haber marcado en la víspera un récord de 135.09 dólares. En Londres, el crudo Brent avanzó 1.06 dólares, a 131.57 dólares el barril

Los precios del crudo han subido cerca de un 30% en lo que va del año, ante la entrada de inversores que buscan protegerse contra la inflación y el debilitamiento del dólar a los mercados de las materias primas.

El dólar caía el viernes y se encaminaba a su mayor caída semanal en dos meses contra una cesta de monedas, en medio del temor a que los altos precios del crudo puedan profundizar la desaceleración económica y aumentar las presiones inflacionarias.

Las preocupaciones de que al suministro le será difícil mantener el ritmo de la demanda en los próximos años, ante las previsiones de un moderado crecimiento de la producción en los países que no integran la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), brindaron soporte al mercado.

"La severidad de la debilidad de la producción de los países fuera de la OPEP destaca como un factor importante detrás del alza de los precios en lo que va del año", dijo Barclays Capital en una nota de investigación.

La producción petrolera de las naciones que no integran la OPEP se estancó y permanecería este año por debajo de los 50 millones de barriles por día (bpd), mostró el jueves un sondeo realizado por Reuters entre 12 analistas.

Analistas afirmaron que las expectativas de que la nacionalización de recursos en países productores continúe limitando el acceso de las petroleras internacionales a las reservas también han estado afectado los pronósticos sobre el crecimiento del bombeo en el largo plazo y apuntalando los precios de los futuros para entrega lejana.

Los altos precios del petróleo han erosionado la demanda en Estados Unidos, el mayor consumidor mundial, y podrían recortar el consumo en Asia.

"De muchos modos se está comenzado a ver una respuesta de la demanda", dijo Lawrence Eagles de la Agencia Internacional de la Energía.

Datos estadounidenses difundidos el viernes mostraron que las millas recorridas en las carreteras cayeron en marzo un 4,3 por ciento frente al año pasado, la primera caída que se registra en ese mes desde la última gran crisis petrolera en 1979.

Ahora ve
No te pierdas