Carreteras, camino contra desaceleración

La construcción de caminos en México ayuda a la economía a soportar el freno que sufre EU; Este año el gobierno planea gastar en este rubor un 50% más que en el 2007.
ICA fue la emisora con mayor pérdida en septiembre. (Archivo
TULA, México (CNN) -

México está construyendo más carreteras de las que hizo en décadas, mientras los precios del petróleo tocan niveles récord y una mejor recaudación fiscal financia un impulso a la infraestructura, ayudando a la economía a lidiar con una desaceleración en Estados Unidos.

Excavadoras trabajan en terrenos cercanos a la ciudad de Tula, Hidalgo, en lo que será una carretera de cuatro carriles que busca agilizar rutas de camiones de carga.

Los trabajadores en el proyecto no reciben un salario elevado -unos cientos de dólares al mes-, pero gastan su dinero extra que después se derrama a la economía, ayudando a los negocios y creando cientos de miles de empleos.

"Todo cambia cuando tienes trabajo estable, y no una semana sí, una no", dijo Luis Aguilar, un mecánico de 58 años, que se encarga de mantener en operación la maquinaria pesada mientras avanza la construcción de la carretera.

El gasto gubernamental en salarios y materiales es un impulso para México, cuyo principal socio comercial, Estados Unidos, se desacelera por la crisis en el mercado de vivienda.

Los flujos provenientes de la venta de petróleo también ayudan a México, el sexto productor mundial de crudo con exportaciones de 1.5 millones de barriles por día, mientras los precios internacionales alcanzan niveles máximos históricos.

Los impuestos que paga Pemex representan un tercio de los ingresos del Gobierno, que destina dinero tanto a escuelas como a plantas de tratamiento de agua.

Y en carreteras el país latinoamericano planea gastar este año un 50 por ciento más que en el 2007.

"La inversión en infraestructura nos está permitiendo aminorar los efectos de la desaceleración", dijo el secretario de Hacienda, Agustín Carstens, la semana pasada.

Pero los economistas creen que México debe adoptar otras medidas. Pese a las crecientes ventas de productos a mercados alguna vez ignorados como Europa, México aún envía un 80 por ciento de sus exportaciones a Estados Unidos.

"Destinar más ingresos fiscales claro que siempre ayuda, pero no va a compensar totalmente una fuerte desaceleración de la demanda de exportaciones", dijo Neil Dougall, un economista de Dresdner Kleinwort en Londres.

El gasto adicional debería ayudar a México a absorber mejor la desaceleración estadounidense que en el 2001, cuando el país latinoamericano cayó en una recesión.

Gasto fuerte

Hasta ahora, los problemas de la economía de Estados Unidos no han minado mucho el crecimiento de México. La producción de las fábricas se debilitó en marzo, pero los economistas opinan que un periodo vacacional dificultó las cifras.

El Gobierno espera que la desaceleración estadounidense comience a golpear a la economía mexicana en el segundo trimestre, aunque el pronóstico para el cierre del año se mantiene en un relativamente robusto crecimiento del 2.8 %. En el 2007 la economía creció un 3.3%.

Funcionarios dicen que el Gobierno ha tratado de ejecutar más presupuesto a principios de este año para compensar la menor demanda de exportaciones mexicanas en Estados Unidos.

De los 4,000 millones de dólares que el Gobierno planeaba gastar este año en carreteras, más de la mitad ya se había ejecutado a marzo.

El Gobierno probablemente terminará gastando más de lo que planeó originalmente debido a que los elevados precios del crudo proveerían muchos más ingresos.

Morgan Stanley estima que ventas de petróleo mayores a las estimadas significarán más ingresos que representarán cerca del 2.0% del Producto Interno Bruto. La ley establece que gran parte de esos fondos deben ir a infraestructura.

Con las cotizaciones actuales del crudo mexicano en un récord de 112 dólares por barril, el gasto fuerte podría continuar por ahora. El Gobierno estima que el gasto en carreteras creará unos 415,000 empleos este año.

En Tula, eso significa una paga asegurada para Gabino Alvarado, cuyo trabajo incluye empujar pesadas rocas para construir los cimientos de los desniveles de la carretera.

"Es positivo tener trabajo", dijo el hombre, originario del vecino pueblo de Tetepango, donde tuvo problemas para encontrar un empleo este año.

Ahora ve
No te pierdas