Alimentos afectará bolsillos: CEESP

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado ve que inflación seguirá en aumento; los empresarios advierten que el alza en precios de alimentos se extenderá todo 2008.
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

El alza en el precio de los alimentos se mantendrá hasta el año próximo, lo que incidirá sobre la meta inflacionaria del Banco de México (Banxico) y los bolsillos de los consumidores, advirtió el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

En su publicación semanal "Análisis Económico Ejecutivo", expone que el Indice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) reportó una baja de 0.26% en la primera quincena de mayo de este año.

No obstante, el comportamiento de diversos rubros que lo integran, en especial los relacionados con alimentos procesados, hicieron evidentes las crecientes presiones inflacionarias que han generado nerviosismo entre las autoridades y la población en general.

Para el CEESP, la posibilidad de que esa coyuntura continúe por varios meses más es alta, toda vez que su origen proviene del constante aumento de los precios internacionales de productos básicos, dinámica que, según las expectativas, podría mantenerse hasta el próximo año.

Esto incidiría sobre la meta inflacionaria del Banxico y los bolsillos de los consumidores, advierte el organismo dependiente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Esta expectativa se basa en el efecto de la fuerte demanda de productos básicos ante el dinamismo de la industria de biocombustibles, los bajos niveles de reservas frente a aumentos insuficientes de la producción y el creciente consumo en países como China e India.

Estima que 2008 y el próximo año no serán muy favorables en este sentido, pese a que se esperan aumentos en la producción mundial de cereales, debido a que el consumo de éstos seguirá al alza mucho más rápido que la producción.

Sin embargo, dada la dinámica que muestran los precios a futuro de los principales granos, se percibe que estos moderarán de manera importante su ritmo de crecimiento a finales de este año y en 2009, aunque ello no significa que regresarán a los niveles del año pasado, pero esto podría ayudar a matizar las presiones sobre los precios.

"Evidentemente esto ha hecho que en nuestro país la dinámica descendente que había mostrado la inflación tomara una pausa, de tal forma que la meta establecida por el Banco de México podría esperar hasta el 2009 para cumplirse", argumenta el CEESP.

Expone que otro tema que toma relevancia es la dinámica que seguirá la economía en lo que resta del año, después de que la tasa de crecimiento del PIB para el primer trimestre del año, de 2.6%, fuera menor a la que estimaba por el mercado.

Tanto el resultado del primer trimestre como del segundo verán los efectos estacionales generados por el periodo de Semana Santa, y será hasta el tercer trimestre del año cuando se aprecie con mayor claridad el efecto de la desaceleración de Estados Unidos, añade el reporte.

Ahora ve
No te pierdas