Asunto de Estado los alimentos: Calderón

El Presidente hace un llamado al sector productivo a que se solidarice por alza de alimentos; advierte que no se tolerará la especulación ni acaparamiento de productos.
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

La seguridad alimentaria es un asunto de Estado, aseguró el presidente Felipe Calderón al tiempo de llamar al aparato productivo a la solidaridad y a todos los mexicanos a sumarse a esa causa que, dijo, no tiene color ni partido.

Luego de anunciar medidas para contrarrestar los efectos del aumento mundial en el precio de los alimentos, sostuvo que su gobierno no tolerará especuladores ni acaparadores, por lo que "vamos a castigar a quienes pretendan lucrar con la necesidad y el hambre de los mexicanos".

En el salón Adolfo López Mateos de la residencia oficial de Los Pinos, el mandatario aseguró que "para mi gobierno la seguridad alimentaria es un asunto de Estado y estamos decididos a defender la economía familiar, en especial de quienes menos tienen".

Acompañado por los integrantes de los gabinetes económico y social, Calderón Hinojosa enfatizó que "son tiempos de unidad, de solidaridad y patriotismo para velar por el bienestar de los mexicanos con mayores carencias".

Actuar de manera solidaria, enfatizó, significa la contribución de todos los mexicanos al bienestar de los demás, "esta es una causa que está encima de colores partidistas, de ideologías o de coyunturas políticas.

Es obligación de todos apoyar a quien está luchando por salir adelante con su propio esfuerzo".

De esta forma, el Ejecutivo federal apeló a la solidaridad del aparato productivo para contribuir a que los alimentos lleguen al consumidor final a los mejores precios.

Convocó a los medios de comunicación a seguir informando a la sociedad sobre los establecimientos comerciales donde se pueden encontrar los mejores precios, además de denunciar abusos.

Luego de llamar a la sociedad a sumarse a esa causa, aseguró que su gobierno seguirá actuando con determinación para ofrecer soluciones responsables a los problemas reales de los mexicanos, "porque el compromiso de mi gobierno es que todas y todos, sin excepción, puedan vivir mejor".

Detalló que el gobierno federal informará periódicamente la evolución de las medidas anunciadas, y mediante los secretarios de los gabinetes social y económico se dará un seguimiento puntual al cumplimiento de los compromisos establecidos, además de vigilar la evolución de precios dentro de la industria alimentaria.

Al reconocer que una de las probables causas del aumento mundial en el precio de los alimentos es el crecimiento récord en el precio del petróleo, que encabeza los costos de producción de alimentos, el mandatario retomó la importancia de la reforma energética.

Aseguró que la iniciativa de reforma energética que envió al Congreso de la Unión y que actualmente se debate en el Senado de la República permitiría facilitar la producción más barata de fertilizantes en México.

No obstante, precisó que su gobierno seguirá apoyando el precio de la gasolina, el diesel y el gas licuado de petróleo, pues aunque esos combustibles duplicaron su costo en el último año en el mundo, en México se han mantenido al aclcance de la población.

El objetivo es "evitar que el aumento en el precio de la gasolina, el diesel y del gas en el mundo se traduzca en un  encarecimiento del nivel de vida de los mexicanos", enfatizó.

 

Ahora ve
No te pierdas