China quiere ser un ‘motor’ mundial

Expertos dijeron que el país asiático busca ser el segundo productor de autos para el 2010; en ese año China fabricaría 10 millones de vehículos, cinco veces más que México.
Estados Unidos es el principal productor de autos en el mund
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

Para el año 2010, China se pretende colocar como el segundo productor de autos a nivel mundial, sólo detrás de Estados Unidos, con una manufactura de 10 millones de automotores; cinco veces más de la producción de México en 2007.  

De acuerdo con el estudio "México y China: Implicaciones de una nueva relación" de la investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Lourdes Álvarez, el exceso de capacidad instalada y planes de expansión de China en este mercado podrían afectar la posición de México como productor y exportador de autos y piezas automotrices.  

En especial, detalló, por los proyectos de fabricantes como Chery y Geely; además de que el impulso oficial a la industria automotriz en China se basa en una Política Industrial del Sector Automotor (PISA) definida en 2004. 

La cual "incluye una nueva visión sobre el consumo de vehículos, políticas proteccionistas, inversión extranjera, regulación de tecnología, nuevos productos y marcas; industria de autopartes y otros sectores proveedores de la industria automotriz, sobre la red de distribución y comercialización de automotores", señaló. 

La especialista agregó en el estudio que la autoridad china generó políticas fiscales para investigación y desarrollo, que impulsan la creación de vehículos limpios ajustados a recursos energéticos, como las unidades impulsadas con baterías, con motorización híbrida o diesel. 

En la actualidad la industria automotriz China está enfocada en el mercado local. Dicho país consume lo que produce, mientras que México exporta lo que produce, principalmente a América del Norte.  

México y China participan en el mercado de Estados Unidos con productos diferentes y sólo en algunas fracciones arancelarias representan un peligro para los fabricantes de autopartes en nuestro país.  

Reiteró que pese a la elevada producción de vehículos en la República Popular de China que llegó a 7 millones 279,000 unidades en 2006, prácticamente todas son para consumo interno. 

Resaltó la importancia de tener bajo vigilancia el crecimiento de las marcas Chery que en autos para pasajeros pasará de 250,000 unidades en 2007 a un millón en 2010; y Geely con varios socios en el mundo y que puede construir una red de ventas. Por lo que llamó a no crear confianza excesiva.

Ahora ve
No te pierdas