Inflación y petroprecios, nuevos riesgos

Los analistas estiman que las grandes economías emergentes bajarán pronto su consumo de crudo; sin embargo, se prevé que China no tome medidas sino hasta después de las Olimpiadas.
China ha almacenado combustible para evitar el desabastecimi
LONDRES (CNN) -

Las economías emergentes han impulsado gran parte del aumento de los requerimientos mundiales de petróleo en los últimos años, pero los precios récord y la creciente inflación han comenzado a ejercer presión en este último bastión de crecimiento de la demanda.

Algunos analistas están hablando de una desaceleración o una caída de la demanda de petróleo en los mercados emergentes el año próximo, mientras los Gobiernos buscan recortar los subsidios, aumentar los precios del combustible administrado y las tasas de interés para luchar contra la creciente inflación.

La exigencia de petróleo en las naciones desarrolladas ha estado en declive durante un tiempo y, si las economías emergentes lideradas por China, Oriente Medio e India, que han encabezado gran parte del crecimiento de la demanda, reducen el consumo, una caída del requerimiento mundial será inevitable.

"En el mundo en general, podríamos obtener un crecimiento negativo el año que viene", dijo Leo Drollas, economista del Centro de Estudios Globales de Energía en Londres.

El consumo global se expandió 1.1 millones de barriles por día (bpd) en el 2007 y la Agencia Internacional de Energía pronostica que aumentará 1.03 millones de bpd este año.

Una investigación del Deutsche Bank muestra que la tasa de crecimiento de la demanda de petróleo fue la más alta de los últimos ocho años en los países fuera de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que subsidian el combustible. Estos países producen alrededor de 25 millones de barriles de petróleo por día.

"Ciertos países fuera de la OCDE ya no pueden financiar los subsidios y por lo tanto han llegado a un punto crítico", dijo a Reuters Lawrence Eagles, de la Agencia Internacional de la Energía.

Mientras los precios del petróleo oscilan cerca de 130 dólares el barril, con un récord de 135.09 dólares la semana pasada, hay señales de que el peso de los subsidios es demasiado fuerte.

Taiwán, Sri Lanka e Indonesia han reducido los subsidios al combustible, y se prevé que India hará lo mismo pronto, mientras las economías emergentes buscan proteger los presupuestos de Gobierno bajo las severas condiciones que impone el alto precio del petróleo.

"Claramente, sostener los subsidios con el petróleo a 130 dólares no es lo mismo que sostenerlos a 50 dólares u 80 dólares", dijo Harry Tchlinguirian, analista de BNP Paribas.

Mientras se reducen los subsidios y aumentan los precios, analistas pronostican que el crecimiento de la demanda se frenará en muchos de estos países, aunque se prevé que el más ascendente de todos -China- no tomará medidas hasta después de las Olimpiadas.

China ha almacenado combustible para evitar el desabastecimiento antes de las Olimpiadas y esa demanda se eliminaría por completo después de los juegos de agosto.

Analistas dicen que la cuarta economía mundial podría verse forzada a volcar su atención a la creciente inflación con el trasfondo de una desaceleración del crecimiento económico global. La inflación anual de los precios al consumidor subió al 8.5% en el año que va hasta abril.

Ahora ve
No te pierdas