Petróleo cierra arriba de 127 dólares

El crudo para entrega a julio cerró con un alza de 41 centavos, a 127.70 dólares por barril; en la jornada de hoy, el energético se negoció entre 125.22 y 129.31 dólares.

El petróleo rebotó el lunes desde precios mínimos previos debido a que una escalada de los productos refinados y el gas ayudó a balancear las preocupaciones por la demanda y la fortaleza del dólar.

En la Bolsa Mercantil de Nueva York, el crudo para entrega en julio cerró con un alza 41 para dejar su precio en 127.76 dólares el barril, tras negociarse entre 125.22 y 129.31 dólares.

En Londres, el crudo Brent ganó 24 centavos para quedar a 128.02 dólares el tonel.

Los operadores dijeron que la recuperación del crudo se debía al gas, la gasolina y el combustible para calefacción. Los inversionistas, especialmente especuladores, con posiciones sobrevendidas también regresaban al mercado, agregaron.

Los futuros de gas natural en el mercado de Nueva York  subían casi un 4%, mientras que el combustible para calefacción y la gasolina reformulada avanzaban cerca de un 1.5% y un 1.3 %.

El petróleo cayó cerca de 5 dólares la semana pasada por toma de ganancias tras escalar a un récord de más de 135 dólares.

La recuperación del petróleo llega a pesar de la fortaleza del dólar, que avanzó frente el euro el lunes luego de un sondeo que mostró una mejor a la esperada actividad fabril en Estados Unidos en mayo.

El crudo cayó temprano más de 2 dólares porque un funcionario iraquí dijo que el país esperaba elevar este mes sus exportaciones petroleras a un máximo post guerra, de 2.2 millones de barriles por día (bpd), alrededor de 130,000 bpd más frente a mayo.

Máximo histórico

El petróleo marcó un récord de 135.09 dólares por barril el 22 de mayo, apuntalado por la entrada de inversores al mercado y la preocupación de que, en el largo plazo, al suministro se le dificultará mantener el ritmo de la demanda. Aunque una serie de alzas en los precios de los combustibles en Asia y de protestas en Europa desviaron la atención hacia un potencial de debilitamiento del consumo.

La demanda en naciones consumidoras como Estados Unidos y Gran Bretaña ya ha mostrado señales de un debilitamiento ante los altos costos de los combustibles y a muchos analistas les preocupa que la demanda de algunos países asiáticos se vea afectada a medida que los gobiernos recorten sus subsidios.

Aunque el segundo consumidor mundial de petróleo, China, se ha resistido hasta el momento a elevar los precios mientras no sean celebradas las Olimpiadas en agosto, otros países incluyendo a Taiwán, Indonesia y Sri Lanka debieron permitir un alza de los precios minoristas mientras los gobiernos luchan por financiar los subsidios.

India podría subir los precios levemente esta semana.

Los operadores también se preparan ante una posible mayor supervisión del mercado petrolero por parte de reguladores estadounidenses, que se encuentran bajo presión política para que frenen la escalada de los precios, en una medida que temen pueda sacar a algunos especuladores del mercado.

Ahora ve
No te pierdas