Dólar cae, yen se recupera

La moneda estadounidense perdía terreno en medio del nerviosismo por el crecimiento económico d el yen alcanzaba un máximo en 3 semanas frente al dólar, favorecido por la aversión al riesgo.
NUEVA YORK (CNN) -

El yen alcanzó el viernes un máximo en tres semanas frente al dólar y se recuperaba desde un mínimo histórico ante el euro, al reducir los inversores su exposición al riesgo.

Esto, en un contexto de altos precios del petróleo, un mal desempeño bursátil y temor acerca del crecimiento de Estados Unidos.

El franco suizo, una divisa tradicionalmente segura, también se beneficiaba de la aversión al riesgo, mientras que el euro se encaminaba a registrar su segunda semana consecutiva de ganancias frente al dólar luego de que unos tibios datos económicos de Estados Unidos redujeran las posibilidades de que la Reserva Federal suba sus tasas en agosto.

"Hemos visto gran decepción en los datos estadounidenses, y podría pasar cierto tiempo antes de ver una genuina recuperación en la economía de Estados Unidos", dijo Paresh Upadhyaya, quien ayuda a administrar 50,000 millones de dólares en activos monetarios en Putnam Investments en Boston.

Con el precio del petróleo por sobre los 142 dólares y un alza de más del 47% en lo que va del año, la combinación de un crecimiento flojo y los altos precios está perjudicando a las acciones estadounidenses, reduciendo los rendimientos de los bonos y colocando presión sobre el dólar.

"Los mercados están descartando sus expectativas de alzas agresivas en las tasas de la Fed, y como resultado de ello, el dólar se está debilitando", dijo Upadhyaya.

Las divisas de bajo rendimiento como el yen tenían un buen desempeño el viernes, ya que las pérdidas en los mercados bursátiles globales reducían el apetito por el riesgo. El dólar cayó a un mínimo en tres semanas de 106.08 yenes antes de recuperarse para cotizar a 106.20 unidades.

En tanto, el euro perdía un 0.6%, a 167,26 yenes, una fuerte caída desde el máximo histórico de 169.45 unidades alcanzado el jueves.

"Hay una amplia reducción del riesgo en los activos", dijo Martin McMahon, estratega cambiario de Credit Suisse en Zurich.

El euro operaba con pocos cambios frente al dólar y se cotizaba a 1.5753 unidades, pero subía un 0.8% en la semana, camino a su segunda semana consecutiva de ganancias.

Datos que mostraron una caída en la confianza del consumidor estadounidense durante junio se sumaron al sombrío panorama que rodea al dólar, tal como lo hizo el temor de nuevas pérdidas crediticias que perjudicó a las acciones.

Sin embargo, otros reportes mostraron un aumento en el gasto del consumidor en Estados Unidos el mes pasado, ya que los cheques de reembolso tributario favorecieron los presupuestos familiares, mientras que la inflación subyacente, que excluye la energía y los alimentos, se redujo.

La Fed dejó las tasas de interés estables en 2% el miércoles, y si bien dijo que los riesgos inflacionarios se incrementaron, no hizo nada para convencer a los mercados de que se acerca un alza de tasas de interés inminente.

En contraste, el Banco Central Europeo no ha hecho más que asegurar a los mercados que elevará el costo del crédito desde un 4 a un 4.25% para contener las alzas de precios durante su encuentro de la próxima semana.

Ahora ve
No te pierdas