¿Cambio de hábito?, pero en el consumo

La crisis alimentaria obliga a los consumidores mexicanos a cambiar sus hábitos en las compras; marcas baratas y comida casera son las opciones según un estudio de Research International Méxi
Los precios de los alimentos procesados duplican la inflació  (Foto: )
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

¿Cigarros o comida? ¿Pasta de una marca o de otra más barata? Son las preguntas que muchos mexicanos se realizan a la hora de comprar su despensa ante el aumento de los precios de los alimentos.

A la fecha, un 50% de los consumidores declara que disminuirá de manera permanente o transitoria su nivel de compras, según una encuesta realizada por Research International México.

La firma de investigación de mercado indica que entre el 23 y 26% de los hogares más pobres declara que reducirá consumos de manera permanente, se observa un fuerte impacto entre los mayores de 50 años, 34% comprará menos.

El aumento de precios de alimentos para una familia con ingresos de hasta un salario mínimo (52.59 pesos diarios) alcanza el 10.25%, contra la inflación general de 5.28% a la primera quincena de junio publicada por el Banco de México.

“Sólo la cuarta parte de los entrevistados del nivel más bajo de ingreso declara que seguirá comprando igual”, dijo el reporte de Research International México.

Entre el 24 y el 36% de los entrevistados señaló que de alguna forma cambiará su marca habitual, por una más barata, ya sea para mantener el volumen de consumo o aún disminuyendo este.

En general, poco más de un tercio de los consumidores dijo que mantendrá sus hábitos de compra (misma marca y volumen) para alimentos, bebidas, productos de cuidado personal, de limpieza y cigarros.

Los granos como el maíz, el arroz y el trigo han alcanzado precios récord que se atribuyen a una mayor demanda de países emergentes como China e India, el uso para la fabricación de biocombustibles y el mayor costo del petróleo.

Nueve de cada 10 personas manifestó haber detectado aumentos en los precios de los productos de consumo masivo que habitualmente compra, aunque no lo considera, todavía, el problema más apremiante, pero en las personas de menores ingresos se convierte en un asunto crítico.

La confianza del consumidor se encuentra en si nivel más bajo desde noviembre de 2003, según el índice que publica el Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI).

La mayoría de las personas esperan que la inflación de este año supere las expectativas del Gobierno y que esto tenga un impacto en sus hábitos. Sólo un 4% dijo que no influirá en sus consumos (hasta 10% en los hogares de mayores ingresos) el 46% prevé que sólo afectará ciertos consumos extras, no básicos, especialmente esparcimiento.

¿Dónde compro?

El 70% de los entrevistados declaró que los autoservicios eran su canal mas frecuente para la compra de alimentos y productos de higiene personal antes del alza en alimentos, pero al preguntarles ¿cómo han actuado o actuarán ante los aumentos?, las elecciones caen hasta el 54% favoreciendo a los tianguis y minibodegas.

Comer fuera de casa

Un 27% de los entrevistados, que frecuentemente comen en restaurantes o comedores (56% de los entrevistados), aseguran que incrementarán el consumo de comida casera, o disminuirán sus visitas a esos establecimientos.

“Los más afectados por una disminución de frecuencia o alternancia con alternativas más baratas son los restaurantes de cadena”, señala el estudio.

Oportunidad para el comercio

El 54% de los consumidores dice que buscará más ofertas y promociones de todo tipo, más de lo que hacen actualmente, por lo que “las ofertas y promociones pueden ser una alternativa para mantener la fidelidad a las marcas en los primeros momentos de impacto de la crisis”, dijo el reporte de Research International México.

Metodología

El estudio de la firma de investigación de mercado fue llevado a cabo en la Ciudad de México, durante la segunda semana de junio y comprende a 418 personas de 18 a 60 años de edad, ambos sexos, de todos los niveles socioeconómicos.

 

Ahora ve
No te pierdas