El mundo, entre la inflación y recesión

El FMI dijo que la economía internacional podría experimentar alguna recuperación hasta el 2009 para el organismo, el mundo se encuentra entre el hielo de la recesión y el fuego de la inflaci
Dominique Strauss-Kahn resaltó la labor de los bancos centra
YALTA, Ucrania (CNN) -

La economía mundial sigue atrapada "entre el hielo de la recesión y el fuego de la inflación", pero podría experimentar alguna recuperación a inicios del próximo año, dijo este viernes el titular del Fondo Monetario Mundial (FMI), Dominique Strauss-Kahn.

Strauss-Kahn, en declaraciones formuladas en una conferencia en el balneario ucraniano de Yalta, caracterizó a la situación económica como "la primera crisis del siglo XXI", con una escalada inflacionaria y una turbulencia financiera. Pero la crisis, en su opinión, está cediendo.

"Nadie puede decir que la economía mundial está en una buena temperatura", dijo.

"Estamos entre el hielo de la recesión y el fuego de la inflación", dijo, agregando que la subida de los costos energéticos y alimentarios había liderado la agenda de una reunión de jefes de Estado del grupo de países industrializados G8 en Japón.

Strauss-Kahn dijo que el crecimiento estadounidense en el primer trimestre fue mejor de lo previsto, con una tasa de 0.9%, pero anticipó una recuperación económica global sólo en el primer o el segundo trimestre del 2009.

El orden económico mundial, sostuvo, se tornó más impredecible por el hecho de que la crisis financiera se originó en Estados Unidos ante las dudas sobre las hipotecas de baja calificación.

"Era la economía más fuerte y estaba en la cima de la pirámide del poder", dijo. "Un poco lo que ocurrió ahora, es que la pirámide se ha invertido".

Si bien lo peor de la crisis del mercado financiero ha terminado, por delante quedan más desafíos.

"La respuesta ha sido global y ampliamente adecuada. Los bancos centrales colaboraron bien unidos y finalmente resolvieron la cuestión que evitó una crisis", dijo.

"La mayor parte de la crisis probablemente la hayamos dejado atrás", dijo Strauss-Kahn. "Las consecuencias económicas de la crisis están obviamente frente a nosotros", agregó.

Strauss-Kahn dijo que los países de mercados emergentes "realmente están emergiendo" sobre la base de altas tasas de crecimiento tanto en economías ya famosas como India y China, como en regiones más atrasadas como África Occidental.

Pero los mercados no deberían suscribir a las teorías del "desacoplamiento" que sugieren que las economías emergentes no están afectadas por el desempeño del mundo desarrollado. El impacto, dijo, simplemente se aplaza.

Y la inflación sigue siendo un problema global, que se siente profundamente entre los países emergentes más pobres, lo que requiere una solución global.

"La buena noticia es que después de décadas de ciclos de auge y caída, las economías emergentes realmente están emergiendo", dijo. "Pero en los países en desarrollo, la inflación es un problema enorme, es cuestión de vida o muerte".

Strauss-Kahn dijo que es difícil pronosticar cuándo la inflación podría empezar a bajar, pues no existe una idea clara de cuándo podrían descender los precios del petróleo o cuándo podrían corregirse los equilibrios entre la oferta y la demanda de alimentos.

Ahora ve
No te pierdas