La Fed debatió un aumento en las tasas

Las minutas de la Reserva Federal muestran que sus miembros están preocupados por la inflación; la incertidumbre por la economía sugiere que la política monetaria quede intacta en el corto pl
La entidad comandada por Ben Bernanke permanece preocupada p
WASHINGTON (Dow Jones) -

Al dejar sin cambios las tasas de interés el mes pasado, la Reserva Federal de Estados Unidos sugirió que la política monetaria probablemente permanecerá en compás de espera debido a la incertidumbre frente al panorama para los mercados, la economía y la inflación, según las actas de su última reunión.

Sin embargo, las autoridades de la Fed sugirieron que se sienten más preocupadas frente a la inflación que frente al crecimiento económico, aunque continúan observando un "riesgo significativo de debilitamiento" en la expansión económica.

"En general, los miembros coincidieron en que los riesgos para el crecimiento habían disminuido algo desde (...) la última reunión del FOMC, mientras que los riesgos de un aumento en la inflación habían aumentado", según las minutas de la reunión del Comité de Mercados Abiertos de la Fed realizada el 24 y 25 de junio.

Ante la preocupación sobre la inflación y las expectativas frente a la misma, las autoridades del banco central anticiparon que la próxima medida "bien podría ser un incremento de la tasa interbancaria", según las actas.

"Sin embargo, en opinión de la mayoría de los miembros, el panorama para la actividad económica y las presiones sobre los precios permaneció sumamente incierto y, por lo tanto, el momento y la magnitud de las medidas futuras en la política (monetaria) era muy poco claro", se señaló.

En consecuencia, las actas apoyan las expectativas en el mercado de que la Fed mantendrá las tasas sin cambios al menos hasta fin de año.

En la reunión de junio, el FOMC votó 9 a 1 a favor de dejar la tasa interbancaria federal en el 2%.

La Fed revisó además al alza sus proyecciones para el 2008, tras registrarse un crecimiento superior al esperado en la primera parte del año. Sin embargo, esas estimaciones fueron divulgadas con el testimonio de esta semana del titular de la Fed, Ben Bernanke, ante el Congreso.

La Fed señaló que ahora prevé que la economía estadounidense crecerá entre 1 y 1.6% este año, mientras que dejó sin cambios las estimaciones para el 2009. La autoridad monetaria también dejó prácticamente sin variación la proyección para el 2010, de un crecimiento de entre 2.5 y 3%.

Además, la Fed espera que la inflación general -medida por el índice de precios para los gastos de consumo personal- se ubique este año entre 3.8 y 4.2%, por encima de su estimación de abril de entre 3.1% y 3.4%.

Ahora ve
No te pierdas