Créditos de casas en México, en alerta

El alza de hasta 7% en la cartera vencida hipotecaria debería prender una alerta a bancos y sof para evitar un problema similar al de EU se necesita tener la información real del crédito.
Verónica Reynold
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El sector hipotecario en México debería poner sus barbas a remojar, pues el problema de la crisis subprime de Estados Unidos podría alcanzar al sistema financiero mexicano, advirtió Víctor Herrera, director de Standard and Poor’s.

“Los problemas que se observan en México nada tienen que ver con la crisis subprime de EU, pues el problema en el país se debe a que en el 2006 y el 2007 se dieron créditos muy a la ligera a sectores de alto riesgo", dijo.

En Estados Unidos, la venta de cartera de créditos hipotecarios llamados "basura", ha provocado millonarias pérdidas en los bancos más importantes de ese país, como Citigroup, y ha llevado al gobierno emitir un programa de ayuda para los dos financieras más grandes, Fannie Mae y Freddie Mac, para evitar su quiebra. 

De hecho, la cartera vencida de los bancos y sofoles están muy por arriba de lo que puede ser un nivel sano.

Las carteras vencidas del sector hipotecario han aumentado entre un 6 y 7% en los últimos dos años, cuando deberían estar en un nivel de entre 2 y 3%, lo que es el primer indicio de que algo está mal en el otorgamiento del crédito, agregó.

“Si se observan las cosechas de las hipotecas (la fecha de origen del otorgamiento del crédito) las más problemáticas son las del 2006 y 2007, periodo en el que los bancos flexibilizaron los requerimientos para aprobar un crédito”, comentó Herrera.

Sin embargo, reconoció que desde principios de este año los bancos y sociedades financieras de objeto limitado (sofoles) hipotecarias han limitado el otorgamiento de crédito para hipotecas nuevas debido al aumento de la morosidad y una menor demanda por parte de los desarrolladores.

De acuerdo con las últimas cifras del Banco de México, la cartera vigente de crédito hipotecario registra desde diciembre a mayo una desaceleración al pasar de crecimientos de 29.8% en enero a un 18.1% en mayo de este año.

Esta situación ha provocado que las constructoras se atrasen en sus pagos con los bancos y sofoles debido a que existe un rezago en la colocación de sus viviendas, explicó.

“Todo ese entorno de hipotecas que fueron otorgadas con mucho riesgo en 2006 y 2007 y el incremento en la cartera vencida de los desarrolladores, está provocando que los inversionistas institucionales desaceleren su participación en el sector y crezcan los inventarios de los constructores”, agregó el director de S&P, una de las calificadoras más importantes a nivel mundial.

Para GEO, la empresa de vivienda líder en México y una de las más importantes desarrolladoras de América Latina, las condiciones del mercado hipotecario en México no han cambiado.

“La demanda de viviendas nuevas sigue en aumento ante el déficit de 1 millón de casas que registra anualmente, por lo que las inversiones contempladas en GEO siguen su curso, comentó un directivo de la empresa.

De hecho, tan solo en Zumpango se tiene una inversión dirigida de 60 millones de dólares para la construcción de 1,000 casas nuevas, agregó.

Un giro en las condiciones

El aumento de la cartera vencida y los inventarios ha hecho que las condiciones de las bursatilizaciones cambien.

Las estructuras de las emisiones se vuelven más conservadores y el apetito de los inversionistas por estos portafolios ha disminuido, dijo Herrera.

“Ahora se paga una sobretasa mayor de entre 50 y 1 punto porcentual, dependiendo del nivel de riesgo, respecto al 2007.

Si bien, Alonso Sánchez, analista del Grupo de Finanzas Estructuras de Moody’s, coincide en que el mercado se ha vuelto más cauteloso en este tipo de instrumentos, las operaciones de estructurados en general han aumentado de enero a julio de este año respecto al 2007, al pasar de 25,000 millones de pesos a 28,500 millones.

Advirtió que para evitar una crisis como la de Estados Unidos, es necesario que los bancos y sofoles otorguen la suficiente información sobre los créditos y que reflejen el estado real de la calidad del mismo.

Es necesario también contra con la información oportuna y la aplicación de criterios consistentes para elegir al acreditado, agregó.

Hasta el momento el aumento de la morosidad en México se debe al incremento del consumo en el país, dijo Susan Knapp, Team Managing Director de Moody’s.

Ahora ve
No te pierdas