EU reduce sus pedidos petroleros

La demanda estadounidense de crudo se redujo 1.4% en junio con respecto a la de un año atrás; en el primer semestre experimentó la mayor caída en 17 años debido a los precios del combustibl
WASHINGTON (CNN) -

La demanda estadounidense de petróleo y productos derivados cayó en junio un 1.4% con respecto a la de un año atrás, experimentando en el primer semestre del 2008 el mayor declive en l7 años debido a los precios récord del combustible y la debilidad de la economía, dijo el viernes el Instituto Americano del Petróleo.

Las entregas de productos de petróleo de junio, excluyendo a las exportaciones, promediaron 20.446 millones de barriles por día (bpd), lo que representa un descenso de 291,000 bpd en relación a las de un año atrás, precisó el instituto (API por sus siglas en inglés) en su informe mensual.

Las entregas, que son un buen indicador de la demanda, son calculadas por el API para reflejar los productos de petróleo transportados desde las refinerías y el almacenamiento a los abastecedores mayoristas y minoristas.

La demanda de petróleo durante el primer semestre de este año bajó un 3%, ó 630,000 bpd, el declive más grande en 17 años. El consumo de petróleo de Estados Unidos promedió durante el período de 6 meses 20.079 millones de bpd, el nivel más bajo desde el 2003, indicó el API.

"Los precios más altos de la gasolina y la desaceleración de la economía fueron sin duda factores", dijo Ron Planting, gerente de estadísticas del API.

La demanda de gasolina cayó en junio en 307,000 bpd, o un 3.2%, a 9.203 millones de bpd. En la primera mitad del año el uso de gasolina bajó un 1.7%, el mayor descenso de 6 meses desde 1991.

Aunque los altos precios del combustible desalentaron a los conductores, la producción de gasolina de Estados Unidos cayó sólo un 1 por ciento con respecto a la de un año atrás, representando aún la segunda producción más alta para el período enero-junio.

Las entregas de fuel oil destilado -que incluye al combustible para calefacción y al diésel- saltaron 139,000 bpd, o un 3.4%, a 4.269 millones de bpd, afirmó el API.

"Reflejando la continuada demanda de diésel, la producción de la industria de ese producto (de 4.23 millones de bpd) marcó nuevos récords para el primer semestre", señaló el API.

La demanda de combustible para aviación trepó un 2.6%, a 1.702 millones de bpd y el uso de combustible residual aumentó un ligero 0.4%, a 736,000 bpd.

Con respecto a los suministros, las importaciones de petróleo de junio promediaron 10.069 millones de bpd, lo que representa un incremento del 0.9%. Las importaciones de productos de petróleo cayeron un 5.3%, a 3.3 milones de bpd, de acuerdo al API.

Debido a la menor demanda, las importaciones combinadas de petróleo y productos durante el período enero-junio fueron las más bajas en cinco años, dijo el API.

Las importaciones totales de junio representaron el 65.5% de la demanda estadounidense de petróleo, frente al 65.1% de un año atrás.

Ahora ve
No te pierdas