Alemania sufre contracción económica

El ministerio de Finanzas dijo que el PIB se contrajo ‘considerablemente’ en el segundo trimest el alza en los energéticos y en los alimentos ha comenzado a afectar a la economía alemana.
BERLÍN (CNN) -

El Ministerio de Finanzas de Alemania dijo este lunes que la economía del país se contrajo en el segundo trimestre, tras haber sido la locomotora del crecimiento europeo en el comienzo del año, ensombreciendo el panorama para toda la región.

El Producto Interno Bruto se contrajo "considerablemente" en el período abril-junio, dijo el ministerio, en una nueva mala noticia para Europa, donde han crecido los temores de una recesión.

"Los indicadores anticipados apuntan a una severa desaceleración de la actividad económica en lo que resta del 2008", dijeron los economistas de Bank of America en un reporte.

"Ante la constante presión sobre el poder de compra por las alzas en los precios del petróleo y los alimentos, la fortaleza del euro y las difíciles condiciones financieras, ya no puede descartarse de plano el riesgo de una recesión", señaló el reporte.

La economía alemana creció 1.5% trimestral en los primeros tres meses del 2008, su expansión más fuerte desde 1996, ayudada por un auge en la construcción vinculado con un clima templado.

El conjunto de la zona euro creció 0.7% en el mismo periodo.

Sin embargo, importantes funcionarios alemanes vienen advirtiendo desde hace semanas que en el segundo trimestre la economía podría haberse contraído. El Ministerio de Finanzas dijo en su boletín de julio que la contracción podría ser grande.

"Para el segundo trimestre se espera una caída considerable del PIB en comparación con el trimestre anterior, en parte por el avance precedente relacionado con el clima", indicó el boletín.

La oficina de estadísticas publicará una estimación preliminar del crecimiento de Alemania en el segundo trimestre el 14 de agosto. Ese mismo día también se conocerán las cifras sobre Francia y sobre el conjunto de la zona euro.

Las cifras sobre la producción industrial de mayo, que mostraron una caída del 2.4%, indicaron que el sector no realizó ninguna contribución al crecimiento en el segundo trimestre.

Sin embargo, el ministerio destacó que los datos apuntaban a una desaceleración del ciclo de negocios pero no a una paralización de la actividad.

La demanda por bienes manufacturados tanto a nivel interno como externo seguía apuntando a la baja, pero el volumen de pedidos manufactureros se mantuvo por encima del promedio de largo plazo, sugiriendo que la producción repuntará en los próximos meses, agregó.

El Ministerio de Economía dijo el jueves que la debilidad de la economía en el segundo trimestre se vería exacerbada por la fortaleza de los primeros tres meses del año.

El Ministerio de Finanzas indicó el lunes que la desaceleración del comercio exterior había sido evidente desde el comienzo de este año y que la tendencia se mantendría debido al bajo crecimiento en Estados Unidos y la zona euro y a la fortaleza de la moneda.

"La apreciación del euro y el enfriamiento del crecimiento global están haciéndose obvios", señaló el ministerio.

También hay riesgos de que un esperado repunte en el consumo privado pueda no materializarse, agregó.

"La tendencia en las ventas minoristas aún apunta a la baja", indicó el boletín, añadiendo que la inflación se estaba comiendo las mejoras en los ingresos familiares impulsadas por un alza en el empleo.

Ahora ve
No te pierdas