OMC se estanca en negociaciones de Doha

Funcionarios de los países dijeron que los avances de las pláticas de este jueves fueron mínima la OMC tiene programado terminar sus reuniones esta semana, pero no descartó ampliar el plazo.
GINEBRA (CNN) -

Las negociaciones para salvar un acuerdo de comercio global lograron avances mínimos este jueves y se espera que los esfuerzos por evitar que se suspendan las conversaciones de la Organización Mundial de Comercio (OMC) enfrenten otra difícil sesión el viernes.

"Hubo algún avance (...) no tanto como necesitábamos", dijo a periodistas la representante comercial de Estados Unidos, Susan Schwab, tras una reunión con ministros de otras potencias comerciales, en el cuarto día de un encuentro de emergencia para salvar la Ronda de Doha.

"Algunos países están cediendo más que otros y veremos mañana si todo el mundo está preparado para dar su cuota", agregó.

El ministro de Comercio de India, Kamal Nath, dijo que las negociaciones avanzaban muy lentamente. Pero cuando se le preguntó al comisario de Comercio de la Unión Europea, Peter Mandelson, si se había registrado algún progreso, dijo: "No".

Las naciones ricas y pobres no se ponen de acuerdo sobre quién debe hacer el próximo movimiento para evitar un aplazamiento potencialmente largo en la Ronda de Doha, descrita en alguna ocasión como una manera de impulsar la economía global y la lucha contra la pobreza.

El cierre de las negociaciones estaba programado originalmente para el sábado, pero los delegados dicen que podrían extenderse hasta la semana próxima, si es que no fracasan antes por las profundas diferencias.

Estados Unidos y la Unión Europea sostienen que depende de las grandes economías emergentes como India, China y Brasil responder a las ofertas que se han presentado para abrir sus mercados agrícolas.

Pero los países de economías emergentes dicen que Washington y Bruselas aún no hacen lo bastante para ayudar a los agricultores más pobres en la Ronda de Doha para el libre comercio, cuyo supuesto fin es promover el desarrollo.

"Las negociaciones están estancadas pero la clave para destrabarlas está en manos de las economías emergentes", dijo Adolfo Urso, un funcionario de alto rango del ministerio de Comercio italiano.

Nath, de India, dijo que Estados Unidos tendría que ofrecer más que la propuesta que presentó esta semana, de poner un techo de 15,000 millones en dólares en sus subsidios agrícolas, cerca de un tercio del límite actual pero casi el doble de los pagos al sector realizados el año pasado.

Nath dijo que las conversaciones avanzaban en áreas que iban desde límites a subsidios agrícolas a una propuesta sobre el tratamiento arancelario para los bienes manufacturados.

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, y el primer ministro de India, Manmohan Singh, discutieron sobre la necesidad de que las potencias comerciales contribuyan a un avance decisivo de la Ronda de Doha, dijo la Casa Blanca en Washington.

La Ronda de Doha estuvo nuevamente cuestionada por el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, preocupado por la posibilidad de que se reduzcan los aranceles de la UE para las importaciones agrícolas a cambio de poco, y dijo que él no firmará un pacto en su forma actual.

"No firmaremos este acuerdo que está en la mesa, si no se modifica", dijo Sarkozy a los reporteros en Francia. Previamente, el líder francés ha criticado la forma en la que Mandelson manejó las conversaciones de la OMC.

La llamada ronda del desarrollo, iniciada en la capital de Qatar en el 2001, apunta, entre otras cosas, a facilitar que los países en desarrollo exporten productos agrícolas, al reducir las naciones más ricas los subsidios y los aranceles en ese sector.

Estados Unidos y la Unión Europea han hecho ofertas sobre agricultura, pero presionan a los países en desarrollo para que abran sus fronteras a las importaciones de productos industriales como autos y químicos, y servicios como banca y telecomunicaciones.

Si no se produce un avance antes del receso de agosto, la Ronda de Doha enfrenta el riesgo de sufrir más años de postergación debido a los cambios del próximo año en la Casa Blanca estadounidense y en la Comisión Europea.

Un diplomático europeo dijo que las conversaciones comerciales usualmente necesitaban una crisis para llegar a un avance signficativo. "Todas las partes tendrán que pensar mucho sobre su papel en cualquier fracaso en la negociación", sostuvo.

Un representante sectorial de Estados Unidos dijo que los negociadores de Washington dieron a los grupos de cabildeo una "evaluación bastante pobre" de las discusiones.

Los partidarios de la ronda dicen que un pacto es más necesario que nunca para ofrecer una señal positiva a una economía global que se desacelera.

El presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, abandonó su reciente tono optimista para advertir a Estados Unidos y la Unión Europea que se arriesgan a un fracaso de la ronda, a menos que mejoren sus ofertas sobre subsidios y aranceles agrícolas, dijeron medios de prensa de Brasil.

Japón dijo que quería proteger una mayor parte de sus productos agrícolas, como el arroz, de grandes recortes de los aranceles sobre las importaciones.

Newsletter
Ahora ve
El GPS, con efectos secundarios en el cerebro
No te pierdas