Inflación en Japón, la peor en 10 años

El alza de precios subyacente en el país asiático creció a un máximo desde enero de 1998; el aumento se debió a los energéticos, aunque la mayoría de los precios siguen estables.

La inflación anual subyacente de Japón alcanzó un nuevo máximo en una década en junio por las alzas de los costos energéticos, pero como la mayoría de los otros precios siguen estables, los datos no distraerían al Banco de Japón (BJ) del temor de una recesión económica.

Con pocas señales de que los crecientes costos de las materias primas estén impulsando a los salarios y otros precios, muchos economistas prevén que el banco central evitará un alza de tasas de interés este año y posiblemente bien entrado el 2009.

"Los precios están subiendo, pero no creo que el Banco de Japón tenga una opción con respecto a subir las tasas de interés al menos por otro año porque los precios no están siendo impulsados por la demanda", dijo Yoshikiyo Shimamine, economista de Dai-ichi Life Research.

El índice de precios al consumidor (IPC), que excluye los volátiles precios de los alimentos frescos pero sí abarca otros productos alimentarios y los precios del petróleo, subió 1.9% en junio respecto del mismo mes del 2007, igualando el consenso de las proyecciones.

Fue la mayor tasa anual de inflación desde el 2.0% de enero de 1998 y representó un salto desde el incremento anual de 1.5% registrado en mayo.

Pero la subida se debió casi totalmente a un incremento de 13.7% en los costos energéticos y un incremento de 3.5% en el precio de los alimentos procesados.

"Parece que la ola global de altos precios del petróleo, las materias primas y los alimentos finalmente está golpeando a Japón", dijo el primer ministro Yasuo Fukuda a los reporteros, agregando que el Gobierno continuará observando con cuidado el impacto económico de las alzas de precios.

Ahora ve
No te pierdas