EU acusa a China e India ante OMC

El gobierno estadounidense dijo que ambos países han puesto en riesgo la meta de la ronda de Do India y China rechazaron temas planteados para alcanzar una liberalización comercial.
La entidad comandada por Pascal Lamy trata de lograr un acue  (Foto: )
GINEBRA (CNN) -

Un choque entre Estados Unidos y dos grandes mercados emergentes, China e India, por las reducciones de los aranceles agrícolas e industriales, amenazaba con descarrilar más de una semana de trabajo para salvar un acuerdo comercial internacional.

Las acciones de China e India "han puesto a toda la Ronda de Doha -la Ronda de Doha para el Desarrollo- en el peligro más grave de sus casi siete años de vida", dijo el funcionario de comercio estadounidense, David Shark, a los miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Shark acusó tanto a India como China de rechazar elementos clave de un paquete delicado que armó al final de la semana pasada el director general de la OMC, Pascal Lamy, para llevar la larga ronda comercial a una conclusión exitosa.

"A menos que esos dos miembros reviertan el curso inmediatamente para convertirse en soluciones del problema, más que en obstáculos de la ronda, todos nosotros nos iremos de Ginebra con las manos vacías", dijo Shark, embajador segundo de Estados Unidos en la OMC.

No obstante, las autoridades de la OMC decían que lo que ya se había acordado en las deliberaciones, excedía con creces las diferencias restantes.

"Estamos cerca del cierre de lo que es un logro bastante sustancial. Recorramos esa corta distancia hasta la cumbre", dijo el director de la OMC a los delegados, citado por su portavoz Keith Rockwell.

Altos funcionarios comerciales de alrededor de 30 miembros clave de la OMC han estado en Ginebra desde el lunes pasado para tratar de acordar los términos para reducir los subsidios agrícolas y los aranceles sobre agricultura y productos manufacturados, que originalmente tenían que decidirse en el 2003.

Estados Unidos, presionado en las negociaciones para que rebaje sus subsidios agrícolas y disminuya los aranceles de mercados valiosos como autos y ropa, ha insistido que los países en desarrollo deben hacer significativas aperturas de mercado a cambio.

Washington presiona en las discusiones sobre productos manufacturados para que los mercados emergentes grandes como China e India acepten negociaciones "sectoriales", en las que una masa crítica de naciones acordaría rebajar los aranceles hasta niveles los más cercanos al cero por ciento posible, para industrias que van desde la joyería hasta los químicos.

Los encuentros de la OMC respaldaron la idea de acuerdos sectoriales "voluntarios" en una reunión ministerial que se realizó en Hong Kong en el 2005.

China e India objetan una cláusula en el compromiso actual, que alienta a que los países participen al menos en dos negociaciones sectoriales, permitiéndoles aplicar rebajas menores en sus otros aranceles industriales.

"Lo que los miembros desarrollados están buscando ahora en la negociación va mucho más allá del mandato de Hong Kong, para hacerlo obligatorio o casi obligatorio para los miembros en desarrollo", dijo Lu Xiankun, consejero de prensa chino.

"Los sectores prioritarios que ellos destacan incluyen la maquinaria, los químicos y los automóviles, donde ellos tienen una sustancial ventaja exportadora. Naturalmente, tales intentos conducen a una fuerte y firme reserva de los miembros en vías de desarrollo", dijo Lu.

En las negociaciones agrícolas, "China ha indicado que tiene la intención de proteger el algodón, el azúcar, el arroz y otras materias primas de cualquier recorte arancelario", dijo Shark.

Eso hace que para la Casa Blanca sea mucho más difícil convencer al Congreso sobre los recortes de los subsidios agrícolas, particularmente al algodón, que según acordaron los miembros de la OMC, enfrentará reducciones más rápidas y profundas.

Ahora ve
No te pierdas