Banco de México prevé menor crecimiento

El Instituto Central espera un PIB de hasta 2.75% y una menor generación de empleos; las estimaciones consideran mayor debilidad de la economía de Estados Unidos.
La industria manufacturera es el sector más afectado por EU.
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Banco de México (Banxico) modificó a la baja sus estimaciones sobre el crecimiento de la economía a un máximo de 2.75% desde el 2.90% previsto anteriormente.

“Para el futuro próximo, los riesgos a la baja siguen siendo considerables”, dijo el Banxico en su reporte trimestral de inflación.

Las nuevas proyecciones destacan que en el peor de los escenarios la economía mexicana crecería 2.2%.

La economía mexicana se habría expandido alrededor de un 3.0% en el segundo trimestre del año, dijo en conferencia Guillermo Ortiz, Gobernador del Banxico.

El organismo prevé un incremento de 370,000 nuevos empleos formales en 2008, 160,000 menos que su proyección anterior.

El reporte del Banco de México considera que aún no hay señales de corrección de las dificultades por las que atraviesa la economía mundial.

El debilitamiento de la actividad económica global se acentuó, las presiones inflacionarias aumentaron y se observó un nuevo periodo de incertidumbre en los mercados financieros, consideró.

La junta de Gobierno del Banxico espera que la economía estadounidense, principal socio comercial de México, registre un ritmo débil de expansión en el resto del año.

El nuevo escenario económico no está exento de más riesgos entre los que el Banco central destaca:

1.-Una desaceleración de la actividad económica en Estados Unidos mayor a la prevista podría conducir a un menor crecimiento de las exportaciones no petroleras mexicanas, así como a un menor flujo de  remesas familiares.

2.-Mayor incertidumbre en los mercados financieros internacionales podría dar lugar a condiciones crediticias más astringentes para el acceso de las economías emergentes a los mercados internacionales de capital, entre ellas México.

3.-Un deterioro adicional de los indicadores de confianza y clima de negocios en México podría reflejarse en una desaceleración más pronunciada del gasto del sector privado.

Ahora ve
No te pierdas