Descifrando a la Fed: ¿Tasas quietas?

Los economistas no descartan totalmente la probabilidad de un alza de tasas pero lo ven lejano; creen que la Reserva evitaría aumentar el costo del crédito mientras el clima financiero siga f
WASHINGTON (CNN) -

Una nueva serie de medidas de la Reserva Federal para aumentar la liquidez de los mercados de capitales mostró que el banco central quiere mantener la fluidez financiera y sugiere que probablemente dejará las tasas de interés sin cambios por meses.

Los economistas decían que las medidas de la Fed para asistir a una operación eficaz de los mercados debían ser vistas como una iniciativa separada de sus acciones de política monetaria, pero que el banco central buscará evitar un aumento del costo del crédito mientras el clima financiero siga tan frágil.

"Es altamente improbable que ellos eleven las tasas bajo estas condiciones, y teniendo en cuenta lo que están tratando de lograr con estas facilidades", dijo Brian Bethune, un economista de Global Insight en Lexington, Massachussetts.

El economista dijo que las medidas aliviarían las condiciones del financiamiento interbancario en un cuarto de punto porcentual o más, dando algunos beneficios similares a los de un recorte de tasas, pero sin intensificar las preocupaciones por la inflación.

"El anuncio de hoy (el miércoles) no impide un ajuste bajo cualquier circunstancia, pero sí indica que la amenaza inflacionaria debe ser lo suficientemente sustancial para superar un panorama aún cuestionable para el crecimiento", escribió el ex gobernador de la junta de la Fed Laurence Meyer, que ahora trabaja para Macroeconomic Advisers.

Sin embargo, las perspectivas no estaban del todo claras.

En el mercado de futuros de las tasas de interés, la probabilidad implícita de un alza de tasas de un cuarto de punto porcentual de la Fed en su encuentro monetario del 28 y el 29 de octubre, justo antes de las elecciones presidenciales, ascendía al 68%.

La Fed ha extendido al 30 de enero la Facilidad de Crédito para Operadores Primarios (PDCF, por sus siglas en inglés), el acceso que concedió a los bancos de inversión para su ventanilla de descuento de fondos de emergencia en la época del rescate de Bear Stearns.

También ha extendido otro préstamo, la Facilidad de Préstamos de Valores a Término (TSLF), también diseñada para los bancos de inversión, en la misma cantidad de tiempo.

Además, está ofreciendo subastar opciones de la TSLF en períodos difíciles para el financiamiento, como los fines de trimestre, introducirá una Facilidad de Subasta a Término (TAF) a 84 días para complementar una TAF ya existente a 28 días y ha incrementado su línea de "swaps" (acuerdos de intercambio recíproco) con el Banco Central Europeo.

"Esas facilidades serán retiradas en caso de que la Junta determine que las condiciones de los mercados financieros ya no son inusuales y existentes", dijo la Fed en un comunicado.

Este reconocimiento explícito de cuán preocupada está la Fed por las condiciones del mercado apunta hacia un período prolongado de inacción en política monetaria, según algunos.

"Es muy difícil ver cómo hará la Fed para subir las tasas mientras una declaración de circunstancias 'inusuales y exigentes' está vigente", dijo el economista David Greenlaw, de Morgan Stanley, en un informe para sus clientes.

"Por lo tanto, continuamos anticipando que la política monetaria siga sin cambios por un futuro previsible", sostuvo.

El banco central ha reducido las tasas en 3.25 puntos porcentuales al 2% desde mediados de septiembre para proteger a la economía de un racionamiento del crédito provocado por las pérdidas hipotecarias subprime.

Los economistas no querían descartar totalmente la probabilidad de un alza de tasas, dados los riesgos de un aumento de las presiones inflacionarias si el dólar colapsa, pero pensaban que se le debería asignar una baja probabilidad.

Ahora ve
No te pierdas