China prioriza crecimiento económico

El país asiático se propone sostener el crecimiento ante la preocupación de una desaceleración; el presidente Hu Jintao alentó a los actores económicos a colaborar al desarrollo económico.
PEKÍN (CNN) -

La prioridad económica de China es sostener el crecimiento rápido, dijo el viernes el presidente Hu Jintao, mientras un sondeo oficial apuntaba a un declive en el fundamental sector manufacturero del país.

En una señal de preocupación oficial de que la cuarta mayor economía del mundo esté desacelerándose demasiado rápido, el banco central ha autorizado a los bancos a incrementar sus préstamos en un 5%, dijeron fuentes bancarias a Reuters el viernes.

La flexibilización podría liberar nuevos créditos por unos 200,000 millones de yuanes (30,000 millones de dólares).

"Debemos mantener un desarrollo constante, relativamente rápido y controlar las alzas de precios excesivas, como las tareas prioritarias del ajuste macroeconómico", dijo Hu ante un grupo selecto de reporteros internacionales en el Gran Salón del Pueblo.

Hu hizo estas declaraciones una semana antes de la apertura de los Juegos Olímpicos, ampliamente vistos en el país y en el exterior como la coronación del surgimiento de China como una potencia económica mayor.

China continuará con las reformas para asegurar que el "legado espiritual" de los Juegos sea un beneficio duradero para el país, dijo Hu en su primera entrevista con medios de prensa internacionales.

"Al mismo tiempo que profundizamos constantemente la reforma del sistema económico y logramos un desarrollo económico y social saludable y rápido, continuaremos impulsando reformas abarcativas, incluyendo reformas del sistema político", dijo el presidente.

La economía de China creció un 11.9 por ciento en el 2007, quinto año seguido de expansión de dos dígitos, pero el ritmo de crecimiento se moderó a 10.4 por ciento en el primer semestre de este año pues se debilitó la demanda de las exportaciones chinas y entraron en vigor unas restricciones al crédito.

El viernes pasado, la cúpula del gobernante Partido Comunista indicó que la desaceleración era demasiado abrupta, al decir que su prioridad económica era mantener un crecimiento estable, combatiendo a la inflación. Previamente el partido había destacado la necesidad de impedir un recalentamiento económico.

Los inversores reaccionaron positivamente tras los comentarios de Hu. El índice de la bolsa de Shanghái se recuperó de las profundas pérdidas iniciales y cerró con un alza de 0.94%.

Un sondeo oficial entre los manufactureros mostró un deterioro aparentemente severo en el sector industrial el mes pasado. El índice mensual de los gerentes de compras recopilado por la Federación de Logística y Compras de China bajó a 48.4 desde 52.0 en junio.

Desde que el sondeo fue lanzado en el 2005, fue la primera vez que la lectura ha descendido debajo de la línea de 50 que separa la expansión de la contracción.

Ahora ve
No te pierdas