Moody’s golpea a la Bolsa argentina

El principal índice Merval cerró con una baja de 0.28% luego de subir en la víspera un 2.73%; la agencia bajó la nota de la deuda argentina a ‘estable’ desde ‘positivo’ por la crisis en el
NUEVA YORK/BUENOS AIRES (CNN) -

La Bolsa argentina cerró con pérdidas el jueves por tomas de ganancias puntuales y por una baja en el panorana de la deuda del país anunciada por la calificadora Moody's.

El índice líder Merval de Buenos Aires, que mide el comportamiento de las principales 29 empresas de la bolsa, finalizó con una baja del 0.28% a 1,737.94 unidades, luego de subir en la víspera un 2.73%.

El Merval acumula una pérdida del 9.47% en lo que va del mes.

El jueves, Moody's bajó a "estable" desde "positivo" el panorama para la calificación de la deuda argentina en moneda local y extranjera, debido a una fuerte volatilidad política en el país, situación que impactó levemente en los mercados financieros locales.

El monto de los negocios con acciones totalizó reducidos 59.7 millones de pesos, unos 19.4 millones de dólares, con un balance de precios de 30 alzas, 39 bajas y 17 papeles sin variantes.

Moody’s reduce calificación

La agencia Moody's rebajó el jueves el panorama de la calificación de la deuda de Argentina a estable desde positivo, citando la fuerte volatilidad política y el clima "de confrontación" que ha golpeado al país en los últimos meses.

Moody's califica a Argentina con B3, seis escalones por debajo del grado de inversión. Sin embargo, la agencia señaló que es poco probable que baje la calificación del país dadas las elevadas reservas internacionales del Banco Central, las cuales rondan los 48,000 millones de dólares.

En un comunicado, Moody's dijo que creía que la elevada incertidumbre política está afectando cada vez más el entorno para aplicar políticas públicas y exacerba las preocupaciones sobre la capacidad de Argentina para manejar una eventual crisis económica o fiscal.

"Si los ingresos no logran seguirle el ritmo al gasto, el Gobierno tiene poco margen político para mantener superávit presupuestarios recortando los gastos", dijo el analista de Moody's, Gabriel Torres, en el comunicado.

"Al mismo tiempo, la inflación está exacerbando las tensiones políticas y la falta de datos creíbles sobre la inflación genera dudas sobre la capacidad y voluntad del Gobierno para pagar su deuda", agregó.

La semana pasada, Torres dijo en una entrevista con Reuters que una rebaja en la calificación era improbable porque la nota ya "está prácticamente en el menor nivel posible"

La calificación más baja que le sigue a "B3" es "Caa", que según Torres está reservada a países que están en incumplimiento de pagos o que están cerca de caer en esa condición, lo cual no es el caso de Argentina.

Tras la reducción del panorama de la deuda del país, Moody's rebajó también a estable desde positivo la perspectiva de las calificaciones de la provincia argentina de Mendoza y de la ciudad de Buenos Aires.

A comienzos de esta semana, Standard & Poor's redujo su calificación de la deuda argentina a "B" desde "B+", mientras que Fitch mantiene al país en "default restringido".

Los bonos argentinos que operan en el mercado local perdieron terreno tras la decisión de Moody's.

"Estábamos esperando esta decisión. Pero no me malinterpreten, no es algo bueno, pero tampoco fue una sorpresa", dijo un operador de un banco en Nueva York.

Ahora ve
No te pierdas