Inflación aumenta número de pobres

Los pobres destinan entre el 42 a 47.5% de su gasto a la compra de alimentos y bebidas; los precios de los insumos para los alimentos han subido a tasas de hasta 600% entre 2005 y 200
Si los precios suben 15%, el índice de pobreza sube 2% (Drea
Verónica Galán
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los altos precios de los alimentos ha incrementado el número de pobres en México y la cifra seguirá creciendo a la par de la alza inflacionaria que se espera en el país, advirtieron expertos económicos y el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP) de la Cámara de Diputados.

Por ejemplo, un alza de 15% en los precios de los alimentos implicaría aproximadamente que un 2% de la población pasara a ser pobre alimentario, alertó el CEPF.

Aún cuando para el cierre de 2008, diversos analistas esperan que la inflación llegue a cerca del 6%, la experiencia inflacionaria para las personas de escasos recursos siempre es mayor que la que mide el Banco de México a través del Índice Nacional de Precios y Cotizaciones (INPC).

Entre agosto de 2006 y abril de 2008 el incremento del INPC fue de 8.26% y el de las líneas de pobreza de aproximadamente 13%, estimó el CEFP en su reporte Impacto del incremento de precios en los alimentos en la pobreza en México.

El impacto inflacionario es mayor para los pobres, porque ellos destinan una mayor parte de sus ingresos a la compra de alimentos, explicó el experto en economía de la Universidad Panamericana (UP), Gabriel Pérez del Peral.

Según el CEFP, los pobres rurales destinan en promedio un 47.5% de su gasto total a comer, mientras que los pobres urbanos destinan poco más del 42%.

“La gente de escasos recursos gasta mucho de su sueldo en alimentación, entonces si los alimentos son básicamente los que están teniendo un aumento muy fuerte, obviamente esto va a influir sobre su poder adquisitivo que va a ser cada vez menor”, advirtió en entrevista el experto económico de la Universidad Anáhuac del Sur (UAS), Salustio García.

A menor poder adquisitivo, menor calidad de vida, explicó por su parte el director de la División de Administración y Finanzas del Tecnológico de Monterrey, Campus Santa Fé, Miguel Ángel Corro.

Los precios de la comida han venido subiendo en los últimos meses debido a alzas en los insumos con que se preparan, explicó por su parte el experto en economía de la Universidad Panamericana (UP), Gabriel Pérez del Peral.

El precio del maíz subió, entre enero de 2005 y junio de 2008, 241%; el del arroz 670% y el del trigo 279.3%, indicó el Centro.

Los pobres rurales y urbanos destinan el 6.4% y 5.3% de su gasto, respectivamente, al consumo de maíz; en las zonas rurales destinan el 3% del gasto a leguminosas; el 2.5% a trigo; 0.7% a tubérculos y 0.6% a arroz, detalló el CEPF.

La importancia relativa de estos productos cambia en el caso de los pobres urbanos, ya que al maíz le siguen el trigo (2.5%), las leguminosas (1.3%), los tubérculos (0.6%) y el arroz (0.3%), agregó.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) informó en abril que crearía una fuerza especial de alto nivel con la meta de enfrentar la crisis alimentaria mundial y alimentar a los hambrientos.

En México, el Gobierno federal ha firmado pactos con diferentes sectores comerciales e industriales para tratar de controlar el alza de los precios de los alimentos.

Ahora ve
No te pierdas