'Eje del mal' para inversiones en AL

Venezuela, Bolivia y Argentina emprenden una ola de estatizaciones que pueden ahuyentar al capi la CEPAL advierte que esas naciones pierden atractivo ante la falta de seguridad jurídica.
Fernández, Chávez y Morales. Las nacionalizaciones están a l
Verónica Galán
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La ola de estatizaciones en Venezuela, Bolivia y Argentina ahuyentarán la llegada de nuevas inversiones a la región  y ocasionarán la reevaluación de la presencia de las compañías extranjeras, coincidieron diversos expertos.

El común denominador en la nacionalización de empresas en estos países ha sido la estatización de firmas en el sector energético.

Venezuela tomó control de cuatro proyectos petroleros en la faja oriental del Orinoco; Bolivia anunció una nacionalización; Ecuador renegoció contratos con empresas privadas y Argentina puso impuestos a la exportación de hidrocarburos.

Estas acciones, en su conjunto “han contribuido a reducir el atractivo de estos destinos para las inversiones privadas”, advirtió la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en un reporte.

“Este tipo de medidas lo único que ocasionan es ahuyentar la inversión privada, la inversión extranjera en estos países”, advirtió el Economista en Jefe de Moody’s para América Latina, Alfredo Coutiño.

Las estatizaciones son reflejo de los tintes populistas que nunca se han logrado extirpar por completo de América Latina, advirtió por su parte el director de Maestrías de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad Anáhuac del Sur (UAS), Alfredo Nava.

“Hay naciones hoy en día para no solamente pensar en China e India, que están captando grandes flujos, hay naciones que están resurgiendo en el África y que se están viendo hoy como posibilidades para invertir”, dijo la experta económica.

Para las empresas que todavía permanecen en los países que están estatizando el futuro es incierto, deberán decidir si se quedan o se van y a qué costo, coincidieron diversos expertos entrevistados.

“La medida más fácil que tienen es cruzar la frontera, es decidir irse a los países vecinos o emigrar hacia otros países latinoamericanos con un potencial mucho mayor y con mejor garantía de la propiedad privada”, dijo Coutiño.

Nava consideró que en la mayoría de los casos las empresas permanecerán en los países, pero no invertirán más ni en mantenimiento.

En medio de la ola de estatizaciones, en abril de 2008 el Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció sus expectativas de crecimiento económico para América Latina, que caerá desde 5.6% al cierre de 2007, a cerca de 4.4% en 2008 y 3.6% en 2009.

Al mismo tiempo, las presiones inflacionarias que comenzaron en 2007 como resultado de una fuerte demanda doméstica y crecientes precios de alimentos y energía persistirá, agregó.

El FMI estimó que la inflación en la región llegará a 6.3% para el cierre de 2008 y a 6.1% en 2009.

 

Estatizaciones en América Latina

 

País

Fecha

Sector

Monto

Venezuela

Febrero de 2007

Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela (CANTV)

Electricidad de Caracas (EDC)

Eléctrica Seneca

572 millones de dólares

 

 

739 millones de dólares

106 millones de dólares

Venezuela

Mayo de 2007

Faja Petrolífera del Orinoco

BP, Chevron-Texaco, ConacoPhillips ENI, Exxon-Mobil, Statoil

1,100 millones de dólares

Venezuela

Marzo de 2008

Lácteos Los Andes

Cealco (firma de distribución)

160 millones de dólares

Venezuela

Mayo de 2008

Siderúrgica Ternium Sidor

Su valor en libros era de 3,100 millones de dólares

Bolivia

Mayo de 2008

Entel

 

 

Andina, Chaco y Transredes

 

Entre 290 millones de dólares y 360 millones de dólares.

Entre 100 millones de dólares y 180 millones de dólares

Argentina

Julio de 2008

Aerolíneas Argentinas

El precio se encuentra siendo negociado.

Venezuela

Julio-Agosto de 2008

Banco de Venezuela

1,200 millones de dólares

Venezuela

Agosto de 2008

Lafarge, Holcim y Cemex

Cemex exigía 1,300 millones de dólares, el gobierno de Chávez le ofrece 400 millones de dólares.

Lafarge y Holcim recibieron unos 820 millones de dólares.

Ahora ve
No te pierdas