Precios industriales, a récord en España

El índice de los precios de producción en el país subió en julio a su mayor nivel anual en 24 a el aumento en el petróleo y en las tarifas eléctricas provocó un alza de 1.4% mensual y 10.2% a

Los precios industriales de España subieron en julio a su mayor nivel en casi 24 años a tasa anual, poniendo de manifiesto las fuertes presiones inflacionarias procedentes de la elevada cotización del petróleo, mostraron el lunes cifras oficiales.

Pero el pasado incremento del precio del crudo en los mercados internacionales no fue la única razón que explica el alza de los precios energéticos en España, que también estaría vinculado a la reciente subida de la tarifa eléctrica, dijeron expertos.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) dijo que el índice general de los precios industriales subió un 1.4% mensual en julio hasta una tasa interanual del 10.2%, la mayor desde noviembre de 1984.

"La subida de los precios industriales en julio está relacionada con el incremento de los precios energéticos por la subida del precio de la gasolina, pero también tiene que ver con la subida de la tarifa eléctrica de julio", dijo José Luis Martínez, estratega de Citigroup en Madrid.

El Ministerio de Industria propuso en junio una subida media de la tarifa de la luz del 5.6% efectiva desde el pasado primero de julio.

Sin embargo, la tendencia a la baja mostrada por el precio del crudo en los mercados internacionales en las últimas semanas minimiza el impacto de la escalada de los precios de producción sobre la inflación futura en España.

"Las cifras de julio son obsoletas. Los precios del crudo han caído de forma dramática desde entonces, así que agosto centra realmente nuestra atención", dijo José García Zárate, economista de 4Cast.

"Es muy probable que los precios en España hayan tocado techo en julio", agregó Zárate.

Consumo, en declive

Adicionalmente, los precios industriales de julio también arrojaron un recorte de la tasa interanual de los precios de los bienes de consumo -la rúbrica más vinculada con el IPC-, lo que revela la tendencia a una mayor debilidad futura del consumo.

"La reducción de la tasa de bienes de consumo es una buena noticia para la inflación", dijo Diego Fernández, economista de Fortis Bank.

La tasa interanual de los bienes de consumo bajó en julio hasta el 5.2% frente al 5.4% de junio.

En sentido contrario, la tasa de los precios de los bienes intermedios subió en julio hasta el 7.3% frente al 6.3% registrado el mes anterior.

Aunque esta subida podría constituir una amenaza de una traslación de la subida de los precios energéticos hacia otros sectores de la economía, los expertos dijeron que la coyuntura de debilidad minimizaba los riesgos derivados de los efectos de segunda vuelta.

"En un contexto de 12 meses vista en España, los efectos de segunda vuelta los veo bastante limitados en un escenario de debilidad económica", indicó Fernández.

El INE divulgará el jueves el indicador adelantado del índice de precios al consumidor de agosto.

Ahora ve
No te pierdas