Guerra contra los medicamentos piratas

La firma Sanofi Aventis puso en marcha el primer laboratorio para detectar medicamentos falsos; la empresa dijo que en seis meses ha recolectado 7,000 muestras, de la cuales 300 están alterad
Más de 50% de las falsificaciones de medicamentos provienen

Con una inversión superior al millón de euros, la farmacéutica Sanofi Aventis puso en marcha el primer laboratorio especializado en detección y análisis de medicamentos falsos, así como de investigación de las redes a nivel mundial dedicadas al robo o alteración de la medicina de patente.

Según los voceros de la empresa, por ahora bastarán 250 metros cuadrados de superficie (de su planta ubicada en la provincia francesa de Tours) y ocho investigadores para comenzar a descifrar tanto los ingredientes como el modus operandi de las bandas especializadas en falsificación de fármacos.

A seis meses de que arrancó este proyecto, se han recolectado 7,000 muestras de dudosa calidad, de las cuales, 300 han sido completamente alteradas, precisó Nathalie Tallet, responsable de dicho centro.

“Las muestras provienen de todo el mundo y nos enfocamos en tres aspectos: la similitud con el producto original, el examen visual y el análisis químico que nos permite identificar tóxicos”.

El presidente mundial de Sanofi-Aventis, Jean Francois Dehecq, aclaró que entre 15 y  20% de la industria de la falsificación corresponde a medicamentos (en algunos países uno de cada cuatro fármacos son falsificados). Más del 50% provienen de China, mientras que el resto son de la India e incluso, Brasil.

Por su parte, Jacques Franquet, vicepresidente del departamento de seguridad y economía de esta farmacéutica francesa y que se desempeñara hace algunos años como agente de la Interpol, sostuvo que detrás del comercio de medicamentos falsos se encuentra el financiamiento de operaciones ilícitas y lavado de dinero.

CE introducirá “datamatrix” vs el contrabando

Con el fin de identificar medicamentos falsos de manera rápida y precisa, la Comunidad Europea agregará a los productos Sanofi que se comercialicen en el territorio un código tridimensional llamado “datamatrix”, que integrará datos relacionados con el número de lote, la caducidad, el número de caja y la secuencia.

Al momento de distribuirla en farmacias y venderlas, la información regresará a una base de datos que identificará posibles duplicaciones. La fase piloto comenzará en Alemania a partir de 2009, adelantó el presidente de Sanofi.

Ahora ve
No te pierdas