Wall Street, su peor día desde el 11/S

La quiebra de Lehman Brothers, la venta de Merrill Lynch y la situación de AIG golpearon a merc inversionistas salieron a liquidar posiciones en Bolsas y a refugiarse en mercados con menos ri
Lehman Brothers, el banco que hace un mes quebró, dio 3.4 md
NUEVA YORK (Agencias) -

Los mercados mundiales cerraron el lunes con sus peores bajas desde el 11 de septiembre de 2001, luego de que el banco de inversión estadounidense Lehman Brothers se declaró en quiebra, Merrill Lynch acordó su venta y aparecieron temores por el futuro de la aseguradora AIG.

El nerviosismo sobre la estabilidad financiera luego de la mayor quiebra en Wall Street desde 1990 se apoderó de inversionistas, que salieron a liquidar posiciones en las bolsas de valores y a refugiarse en mercados con menos riesgo.

Angustiados, aguardaban el anuncio de un plan de supervivencia de la aseguradora estadounidense American International Group (AIG) para tratar de evitar convertirse en el último gigante financiero en hundirse por la crisis crediticia en Estados Unidos.

La Reserva Federal (Fed) apoyaba esfuerzos de los bancos Goldman Sachs y JPMorgan para conseguir fondos para AIG, cuyas acciones han perdido un 90% este año.

"La Fed está alentando a las partes a que solucionen esto y está apoyando los esfuerzos de estas empresas para encontrar financiamiento para AIG", dijo un funcionario de la Reserva.

El peor remezón financiero desde la Gran Depresión, obligó a la Fed a sacar una línea de crédito de salvataje para la complicada industria financiera.

El banco central estadounidense dijo que por primera vez aceptaría acciones a cambio de créditos y 10 de los mayores bancos del mundo acordaron crear un fondo de emergencia de 70.000 millones de dólares, del cual cualquiera de ellos puede pedir hasta un tercio.

Las acciones estadounidenses tuvieron uno de los días más turbulentos en la historia de Wall Street. Los índices Dow Jones y Standard & Poor's 500 cayeron más de un 4.4%; mientras que el Nasdaq retrocedió un 3.6.

Toma de medidas

Pese a los problemas, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Henry Paulson, aseguró que el sistema financiero del país se mantiene sólido y señaló que, si es necesario, está preparado para tomar medidas para mantener la estabilidad.

"Estoy comprometido a trabajar con los reguladores aquí y en el extranjero, además de los legisladores en el Congreso, para tomar las medidas adicionales necesarias para mantener la estabilidad y el orden en nuestros mercados", dijo.

Durante el fin de semana, Paulson participó con funcionarios de la Fed y la Comisión de Valores en los intentos por hallar un comprador para Lehman, pero se negó a comprometer fondos de los contribuyentes para cualquier rescate.

Finalmente, Lehman se acogió a la protección por bancarrota y dijo que intentaba vender activos.

La atención se centró ayer en AIG, que buscaba maneras de evitar la crisis de liquidez causada por masivas pérdidas por malas inversiones hipotecarias.

Según el diario Wall Street Journal, el Gobierno de Estados Unidos pidió a Goldman Sachs y JPMorgan Chase que encabecen líneas de créditos para la aseguradora por entre 70,000 millones y 75,000 millones de dólares.

El presidente de EU, George Bush, tiene programada una junta para este martes con el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke; el secretario del Tesoro, Henry Paulson, y el presidente de la Comisión de Valores, Christopher Cox, entre otros, para analizar la crisis de los mercados financieros.

Lehman Brothers

Las acciones de Lehman perdieron un 95%, a 18 centavos de dólar, aun cuando Wall Street Journal reportó que el una vez poderoso banco trabajaba activamente en la venta del 100% de su unidad de manejo de inversión y tenía una potencial lista de compradores que incluye a Bain Capital, Hellman &Friedman y Clayton Dubilier & Rice.

Las acciones de AIG -una de las mayores aseguradoras del mundo por valuación de mercado- cayeron un 60.79%, a 4.76 dólares, en el mercado estadounidense.

Los acontecimientos marcan un gran giro en el reparto del poder de Wall Street, ya que los grandes bancos de inversión están mordiendo el polvo y gigantes conglomerados financieros, como Bank of America y JPMorgan Chase, sobreviven.

"Es un retorno al capitalismo puro, la supervivencia del más apto. El Gobierno no puede y no rescatará a todos", dijo Justin Urquhart Stewart, director de inversiones de 7 Investment Management en Londres.

Lehman colapsó por el peso de las malas apuestas en activos ligados fundamentalmente a bienes raíces, que sufrieron una fuerte depreciación.

Empleados de Lehman llegaron a las puertas del edificio de la entidad en Nueva York al alba, vestidos informalmente y con bolsos y valijas, como si fueran a empacar para un viaje.

Merril se vende

Bank of America acordó comprar a Merrill Lynch en un acuerdo valorado en 50,000 millones de dólares en acciones.

Las acciones de Bank of America cayeron un 21.31%, lo que redujo el valor de la transacción.

"La preocupación para Bank of America es la deuda que está adquiriendo", observó Marc Pado, estratega de mercado estadounidense para Cantor Fitzgerald & Co.

"En segundo lugar, ¿es esta una compra muy grande? Ellos están transando ahora con Countrywide. ¿Necesitaban también negociar con estos?", cuestionó.

Las acciones de Merrill llegaron a subir un 33%, a 22.68 dólares, para luego cerrar a 17.06 dólares. El Bank of America ofreció 29 dólares por título cuando hizo el anuncio, casi 12 dólares más que el precio de cierre del viernes.

Las acciones de otros bancos estadounidenses se hundieron tras las noticias de Lehman, con un desplome de un 27% en las de Washington Mutual, una caída de 13.5% en las de Morgan Stanley y una pérdida de un 15% en las de Citigroup.

El euro saltó hasta un máximo de 1.4479 dólares, un 1.7% por encima del cierre del viernes, mientras que los bonos del Tesoro de Estados Unidos cayeron a mínimos de cinco meses por preocupaciones sobre la estabilidad del sistema financiero y por apuestas a que la Fed baje las tasas de interés. El euro luego se debilitó a 1.4215 dólares.

Con Lehman y Merrill fuera de escena, y la venta de emergencia de Bear Stearns a JPMorgan en marzo, sólo quedan dos de los cinco grandes bancos de inversión.


Ahora ve
No te pierdas