Peso seguirá debilitándose

En los próximos días el tipo de cambio subiría a 11.00 pesos por dólar ante la crisis financier una baja en las tasas de interés de EU revaloraría nuevamente al peso: analistas.
Los ajustes al presupuesto privilegiaron economía y segurida  (Foto: )
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La caída del peso continuará en los próximos días debido a que los mercados emergentes, como México, Brasil y Colombia, han sufrido una salida de inversionistas que buscan reducir riesgos.

Estas naciones son hasta el momento las más rentables en inversiones en renta fija debido a la diferencia de tasas de interés con Estados Unidos.

“Es probable que con estos movimientos e incertidumbre veamos cotizaciones  cercanas a los 11 pesos”, dijo Mario Copca analista de analista de divisas de Metanálisis.

Sin embargo si la Fed decide bajar sus tasas de interés el peso pudiera revaluarse.

Al primer semestre del año la inversión extranjera en el mercado de dinero mexicano alcanzó un máximo histórico de 6,511 millones de pesos al crecer un 34%, debido a un diferencial de tasas de interés de más de seis puntos porcentuales que propició que el peso se fortaleciera a su mejor nivel al cotizarse en 10.00 pesos el dólar en julio pasado.

Sin embargo, el colapso en algunas instituciones del sistema financiero estadounidense propició ayer miércoles una salida masiva de divisas que se refugiaban en regiones de menor riesgo, lo que propició que el peso se depreciara un 1.59% al cerrar en 10.84 pesos por dólar spot, el nivel más bajo de la moneda mexicana en seis meses.

“Dada la volatilidad del mercado, no podemos dar pronósticos puntuales”, dijo César Villanueva, analista de Grupo Financiero Monex.

Lo que se aventuró a establecer son los probables rangos que van desde un 10.80 a 10.90 para este jueves, hasta un 10.85 a 11.00 pesos para mediados de la próxima semana.

Pero en el ambiente hay elementos que provocarán mayor volatilidad en el mercado de divisas como los datos de consumo y empleo que pueden provocar, si siguen siendo negativos, que el dólar pierda terreno frente al resto de divisas, aunque fuese moderadamente.

El hecho es que el mercado espera que la reserva Federal estadounidense tome en cuenta estos elementos para reducir su tasa de interés, incluso a niveles de 0.75%, lo que aumentaría el diferencial de tasas con México y provocaría un nuevo flujo de divisas al país que fortalezca a la moneda mexicana.

La Fed decidirá su política monetaria el próximo 28 de octubre, de ello dependerá el comportamiento del tipo de cambio para el cierre del año.

Ahora ve
No te pierdas