Negocian en EU plan de rescate

El gobierno de Bush y el Congreso ajustan detalles del proyecto para Wall Street por 700,000 md las acciones estadounidenses cayeron por el temor a que el esfuerzo para la deuda sea insuficie
Las Bolsas de EU tuvieron un cierre mixto. (Archivo)
WASHINGTON (CNN) -

El gobierno de George Bush y el Congreso negociaban los detalles de un plan de rescate para Wall Street por 700,000 millones de dólares, mientras las acciones estadounidenses caían por el temor a que el esfuerzo para sanear la deuda incobrable no sea suficiente para revivir la economía.

Los demócratas en el Congreso quieren sumar ayudas para los propietarios de viviendas, restringir pagos a ejecutivos de las empresas que participen del plan, que el Gobierno tome participaciones en esas firmas, e incrementar la supervisión de las recompras de activos problemáticos.

En tanto, algunos republicanos y demócratas endurecieron su posición contra el rescate, y hubo rumores de que las negociaciones sobre el paquete se extenderían a la semana próxima.

El líder de la mayoría en el Senado estadounidense, Harry Reid, dijo que los demócratas aceptan la necesidad de legislar rápidamente para estabilizar los mercados y detener la crisis de las viviendas.

Sin embargo, el legislador demócrata calificó el plan del secretario del Tesoro, Henry Paulson, difundido el sábado como "un punto de partida".

El Tesoro esbozó el sábado un plan para calmar a los mercados y atacar la peor crisis financiera desde la Gran Depresión a través de la compra de bonos respaldados por hipotecas y títulos relacionados, que están obstruyendo el funcionamiento de los mercados de todo el mundo.

En una propuesta sin precedentes para trasladar cientos de miles de millones de dólares de deuda incobrable hacia cartera del Gobierno, usando el dinero de los contribuyentes, el Tesoro pidió poderes amplios para comprar valores durante dos años y hacer que los mercados de crédito vuelvan a moverse.

Paulson y el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, estarán entre los funcionarios federales que testificarán el martes ante el Comité de bancos del Senado sobre las turbulencias financieras.

Sumando

Del lado de los diputados, el representante demócrata de Massachusetts, Barney Frank, dijo a periodistas que el Gobierno había aceptado algunas condiciones establecidas por los demócratas, que incluyen dar al Gobierno una participación en cualquier institución que se deshiciera de activos bajo el plan.

Sin embargo, fuentes cercanas al Tesoro dijeron que se oponían a tomar participaciones en el capital de las empresas.

Frank dijo que el Gobierno también estuvo de acuerdo en que el plan debería incluir más esfuerzos para evitar ejecuciones y que un directorio de supervisión debería vigilar el rescate.

El portavoz de la Casa Blanca, Tony Fratto, dijo que el Gobierno esperaba que hubiera una fuerte supervisión sobre el plan, pero añadió que los mercados estaban lidiando con "desafíos muy serios" y que era crítico tomar una medida rápida.

Los demócratas han propuesto la difusión regular de las compras y ventas de activos bajo el plan y un directorio de supervisión que tengan representación del Congreso.

Los desacuerdos se mantienen sobre los esfuerzos de los demócratas para complementar el plan con límites a los pagos de los ejecutivos de las instituciones que vendan activos, dijo Frank, presidente del Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes.

Frank dijo que la discusión en el Congreso del plan de rescate podría extenderse hasta la semana próxima. Está previsto que el Congreso finalice sus sesiones el viernes y que las retome después de las elecciones del 4 de noviembre.

La caída del mercado del lunes se llevó casi todas las ganancias del viernes, cuando las primeras señales del rescate generaron el mejor avance de un día en Wall Street desde 1987.

El promedio industrial Dow Jones bajó el lunes un 3.3%, mientras que el S&P 500 perdió un 3.8% y el Nasdaq cayó un 4.2%.

Ahora ve
No te pierdas