EU desacelera su expansión económica

El PIB creció 2.8% en el segundo trimestre, cifra menor al 3.3 anunciado previamente; la debilidad en el consumo y el freno en las inversiones afectaron a la economía.
La economía de EU perdió fuerza en el segundo trimestre del
WASHINGTON (CNN) -

La economía de Estados Unidos creció menos de lo estimado en el segundo trimestre, al perder vigor el gasto del consumidor y recortar las empresas algunas inversiones, una señal de que la confianza se debilitaba antes de profundizarse la turbulencia del mercado.

El Departamento de Comercio dijo el viernes que el Producto Interno Bruto (PIB), una medida de la producción total de bienes y servicios dentro de las fronteras de Estados Unidos, se expandió a un ritmo del 2.8% en el segundo trimestre, en lugar del 3.3 estimado hace un mes.

La nueva evidencia de la moderación de la actividad económica se conoció mientras reina en Washington la confusión sobre el futuro de la aprobación del plan de rescate financiero para los bancos.

La propuesta establece que el Gobierno use 700,000 millones de dólares de los contribuyentes para comprar deudas problemáticas a los bancos y sanear sus hojas de balance.

El presidente George W. Bush ha advertido que el país enfrenta una dolorosa recesión si el Congreso no aprueba la medida.

Si bien el crecimiento del PIB del segundo trimestre excedió el ritmo de 0.9% registrado en el primero, los economistas encuestados habían proyectado que la tasa del segundo trimestre no mostraría cambios, en lugar de ser revisada a la baja.

En los datos aparecieron señales de que la turbulencia que ha envuelto a Wall Street ya se estaba propagando a los consumidores y las pequeñas empresas en el segundo trimestre.

El consumo personal, que alimenta dos tercios de la demanda agregada, creció a un ritmo revisado de 1.2%, en lugar del 1.7 estimado anteriormente, en parte porque el gasto de bienes duraderos como autos se contrajo con mayor intensidad.

Los analistas prevén que los consumidores sigan replegándose en los próximos meses en la medida que crezcan las pérdidas de empleos y aumenten las dudas sobre la capacidad de la economía para evitar la recesión.

Las empresas también parecieron ser más cautelosas sobre las perspectivas económicas en el segundo trimestre.

El gasto en equipos y software, que normalmente es alto cuando las firmas planean incrementos de la producción, se contrajo a un ritmo del 5% en lugar de la reducción de 3.2% estimada previamente.

Se trató del segundo trimestre seguido en el que el gasto en equipo y software se contrae y la caída fue la mayor en todos los trimestres desde el comienzo del 2002. Además, las compañías redujeron sus inventarios a un ritmo anual de 50,600 millones de dólares en el segundo trimestre.

Eso superó la tasa estimada previamente de 49,400 millones de dólares y fue casi cinco veces mayor que la tasa de 10,200 millones en la que se recortaron los inventarios en los tres primeros meses, una señal potencial de que las empresas se preparan para tiempos más difíciles.

Ahora ve
No te pierdas