Fed inyecta 13,000 mdd a mercados

La reserva destinó más fondos a los mercados financieros para mantener el flujo de dinero; bancos centrales de Inglaterra, Europa y Suiza aplicaron medidas similares ante la crisis econó
WASHINGTON (Notimex) -

En un nuevo intento por mantener ininterrumpido el flujo de fondos en los mercados financieros, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) acordó hoy destinar 13,000 millones de dólares más para operaciones con otros bancos centrales.

La acción de la Fed y los Bancos de Inglaterra, Banco Central Europeo y Banco Nacional de Suiza busca mantener las transacciones entre bancos, en momentos que estas prácticamente han cesado debido a las reservas de las instituciones para efectuar tales desembolsos.

La Fed inscribió esta acción en el marco de los esfuerzos de los bancos centrales "para responder a las presiones en los mercados globales de dinero".

"Estas operaciones están diseñadas a responder a las presiones sobre fondos durante este trimestre. Los bancos centrales continuarán trabajando de cerca y están preparados para tomar otros pasos según sea necesario", explicó la Fed en un comunicado.

De este modo, el monto de los fondos que la Fed ha puesto a disposición del Banco Central Europeo ascienden a 120,000 millones y 30,000 millones en el caso del Banco de Suiza.

Además, con la nueva cifra el monto de los recursos que la Fed ha inyectado a los mercados desde que la crisis financiera alcanzo niveles de turbulencia semanas atrás, se ubica ahora en 277,000 millones de dolares, de acuerdo con la dependencia.

Los bancos centrales de todo el mundo volvían a esforzarse este viernes para responder a una demanda desesperada de fondos, luego de que las autoridades de Estados Unidos cerraran un banco y del freno del rescate estadounidense por 700,000 millones de dólares.

Bancos centrales actúan

Mientras la renovada intensidad de la crisis financiera continuaba debilitando la confianza del mercado, el Banco Central Europeo (BCE), el Banco de Inglaterra (BoE, por sus siglas en inglés) y el Banco Nacional de Suiza (BNS) redoblaron sus iniciativas para tratar de calmar la situación.

Estos organismos monetarios aplicaron un nuevo plan para inyectar miles de millones de dólares, esta vez con préstamos a una semana, la primera ocasión que apuntan a ese plazo de tiempo desde que se desató la crisis del crédito hace un año.

Luego de que fracasara la última ronda de negociaciones para el inédito rescate financiero en Estados Unidos, la noticia de que Washington Mutual, el mayor banco estadounidense de ahorros y préstamos, fue intervenido por las autoridades y sus depósitos subastados, sólo aumentó la sed de liquidez.

"El mercado está paralizado en este momento", dijo Claudio Piron, estratega financiero de JP Morgan Chase Bank en Singapur. "Hay tanta falta de liquidez que los precios empiezan a perder utilidad como señal. Esto por sí mismo es algo perturbador".

El nerviosismo creció cuando los republicanos de la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos rechazaron el plan del secretario del Tesoro, Henry Paulson, para comprar deuda en problemas a los bancos, y en cambio plantearon una idea propia sobre garantías hipotecarias.

Esto generó dudas sobre la viabilidad de todo el rescate. En momentos en que los bancos comerciales de todo el mundo atesoran efectivo y son reticentes a prestarse dinero entre sí, los bancos centrales actuaban cada vez más para llenar el vacío.

Un factor que agudizaba el ajuste extremo del mercado de dinero, era que los bancos acumulaban efectivo de corto plazo en relación con el cierre de los balances contables del tercer trimestre, la semana próxima.

Los tres grandes bancos centrales de Europa, el BCE, el BoE y el BNS, aumentaron sus esfuerzos para aliviar las presiones sobre el financiamiento del fin del trimestre.

El BCE dijo que agregaría 35,000 millones de dólares al sistema bancario, el BoE prometió 30,000 millones y también recursos adicionales en libras esterlinas, y el BNS aportó 9,000 millones de dólares.

"Los bancos centrales continúan trabajando en forma estrecha y están preparados para tomar nuevas medidas como sea necesario para responder a la actual presión en los mercados de financiamiento", dijo el BCE en un comunicado.

Ahora ve
No te pierdas