La crisis se expandirá a 2009: analistas

Mayor inflación y depreciación del peso, y menor crecimiento en México se prevén; el 68% de los analistas encuestados por Banxico considera que el clima de negocios empeorará.
La industria manufacturera consume 70% de la energía que se
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las expectativas sobre la economía mexicana continúan deteriorándose cada día debido a los débiles resultados de la economía estadounidense y las complicaciones para sacar adelante un plan de rescate de su sistema financiero.

Los pronósticos no solo se revisan a la baja para lo que resta del año sino para 2009.

La inflación se prevé aumente un 5.63% al cierre de diciembre, pero aumenta la expectativa de mayores precios para el próximo año a 4.07%, siete décimas más que el pronostico anterior de los 33 grupos de analistas del sector privado encuestados por el Banco de México.

Pese al mayor incremento de los precios se prevé que la tasa de interés de referencia, la del Cete a 28 días cierre este año en 8.25%, pero el tipo de cambio se ubique en 10.67 pesos por dólar, 35 centavos más que en el pronóstico de hace un mes.

Para 2009 se espera que el dólar cierre a la venta en 11.07 pesos.

El mayor pesimismo de los analistas se refleja en su pronóstico a la baja del crecimiento de la economía mexicana a un 2.3% para 2008, y solo 2.5% para 2009, siendo que el mes pasado se esperaba una expansión económica de 2.89% para el próximo año.

Esto implica una menor generación de empleos formales para los siguientes meses, al cierre de 2008 se esperan solo 372,000 nuevas plazas, frente al pronóstico de inicio del año de 789,000.

“La coyuntura externa es demasiado compleja para evaluar con precisión los efectos en la economía mexicana, pero, los fundamentales nos permitirán continuar en el terreno positivo”, dijo en un reporte Ixe Casa de Bolsa al considerar que Banco de México podría bajar su tasa de interés a mediados del próximo año.

Los grupos de análisis económico encuestados señalaron que los cinco principales factores que podrían limitar el ritmo de la actividad económica son la debilidad del mercado externo y de la economía mundial (30% de las respuestas); segundo, la inestabilidad financiera internacional (21%); tercero, la falta de avances en materia de reformas estructurales (15%); los problemas de inseguridad pública en el país y la presencia de presiones inflacionarias (8% cada uno de esos dos rubros).

El ánimo se ve cada vez más bajo ya que sólo el 6% de los especialistas señaló que durante el próximo semestre el ambiente de los negocios en México será más propicio que en los seis meses pasados, mientras que el 68% de ellos consideró que empeorará.

Ahora ve
No te pierdas