Hacienda pide a bancos seguir prestando

La SHCP instó a las instituciones a no frenar el financiamiento a pesar de la crisis en EU; la dependencia gubernamental advirtió que el nivel de crédito es aún bajo en el país.
El gobierno exhortó a los bancos a mantener el crédito. (Arc
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

El gobierno de México instó el miércoles a los bancos a mantener el financiamiento, a pesar del aumento de las preocupaciones por la morosidad en créditos al consumo y la crisis financiera en Estados Unidos, que disparó la aversión al riesgo a nivel mundial.

Los bancos en México, muchos de los cuales son controlados por grandes jugadores internacionales como Citigroup, BBVA y HSBC, aumentaron el financiamiento al consumo a explosivas tasas del 50% anual entre el 2005 y el 2006, pero el alza se ha recortado a un 11%.

El jefe de la Unidad de Banca, Valores y Ahorro de la Secretaría de Hacienda, Guillermo Zamarripa, dijo que los préstamos en México se mantienen bajos comparados con otros países de Latinoamérica y urgió a los prestamistas mantener el flujo de créditos, pese a la crisis financiera estadounidense.

"Es muy importante que el financiamiento no se detenga, no se detenga en la parte de infraestructura, no se detenga en la parte de financiamiento de vivienda, no se detenga en lo que es el financiamiento de actividades productivas", dijo Zamarripa en un evento de ejecutivos de finanzas.

La economía de Estados Unidos -el principal socio comercial de México- está en medio de su peor crisis financiera desde la Gran Depresión, mientras que los bancos, cargados de deuda hipotecaria de alto riesgo, luchan por mantenerse a flote.

Una economía estadounidense más lenta significa además una baja en la cantidad de dinero que los inmigrantes mexicanos envían a sus hogares desde Estados Unidos y afecta a las exportaciones y al turismo.

Se espera que la economía de México, que envía alrededor del 80% de sus exportaciones a Estados Unidos, crezca entre un 2.3 y 2.4% este año, por debajo del 3.2% del 2007.

Los bancos mexicanos han venido sorteando la crisis crediticia porque se han enfocado en créditos tradicionales, sin incursionar en nichos de alto riesgo o en impredecibles derivados.

Pero en meses recientes, los bancos están siendo más cautos en la entrega de nuevas tarjetas de crédito y préstamos para consumo, sectores cada vez más afectados por las carteras vencidas.

El financiamiento al sector privado es equivalente en México a una cuarta parte del Producto Interno Bruto (PIB), un porcentaje bajo si se compara con naciones lationamericanas como Chile, donde asciende a un 75% del PIB.

"Creemos que a pesar de la situación que se está viviendo, todavía hay mucho potencial de crecimiento para el sector financiero mexicano en términos de financiamiento a las familias y a las empresas", dijo Zamarripa.

Los mercados locales han caído y el peso ha perdido más de un 9% de valor desde inicios de agosto por los temores a que la crisis crediticia en Estados Unidos debilite el crecimiento económico en México.

El Gobierno ha dicho que los bancos mexicanos -que fueron devastados por una severa crisis económica en México a mediados de la década de 1990- están bien capitalizados actualmente para soportar los problemas provocados por la crisis en Wall Street.

Ahora ve
No te pierdas