Buffett le inyecta confianza a EU

El voto de confianza del millonario en Goldman Sachs y GE apoyaría a los mercados; las razones del magnate son poco altruistas, él es un genio para invertir.
Warren Buffett está considerado el hombre más rico del mundo  (Foto: )

Al invertir casi 13,000 millones de dólares durante las últimas dos semanas, el inversor multimillonario Warren Buffett ciertamente está cumpliendo con su mantra de ser codicioso cuando los otros están temerosos y temerosos cuando los otros están ávidos de dinero.  Y no cabe duda que en este momento el mercado está sumamente temeroso. El 1 de octubre, en una charla con el presentador de TV Charlie Rose, Buffett dijo que nunca en su vida adulta había visto a la gente con tanto miedo—y a sus 78 años, la vida adulta de Buffett abarca más de medio siglo.

En medio del caos, se ha paralizado el mercado de créditos y las opciones financieras prácticamente han desaparecido con los bancos tratando de retener su liquidez y negándose a otorgar préstamos. El spread del  LIBOR (el tipo de interés interbancario que se aplica en el mercado de capitales de Londres) a tres meses sobre el  TED spread  (la forma de medir la liquidez que entra al sistema, frente a la salida de liquidez del sistema) a tres meses es un buen indicador del temor del mercado -- ha subido más de 3.5puntos de porcentaje (Ver cuadro  1).

Con el antecedente del TED spread eclipsando su punto máximo al inicio del Lunes Negro el 19 de octubre de 1987, Buffet no pudo haber elegido un mejor momento  para su festín de compras. Apodado el Oráculo de Omaha (en referencia a su Nebraska natal), las estrategias de inversión de Buffet son  imitadas en todo el mundo.

Si bien ciertamente él no podrá lograr el fin de la crisis financiera por sí solo, su voto de confianza a compañías como Goldman Sachs y General Electric (GE) podría colaborar para respaldar a los mercados dado a que muchos siguen de cerca los pasos Buffet.

Es bueno ser el rey

Sin duda, las razones de Buffet son poco altruistas. Antes que nada, él es inversionista (y excelente en este oficio). Buffet, que siempre prefiere invertir en líderes del mercado con sólidos equipos de gestión, empezó el año con más de 44,000 millones de dólares en  efectivo. Habiendo gastado más de 4, 500millones en el conglomerado Marmon Holdings en marzo, 6,500 millones en una participación en la fabrica de Chicles Wrigley en abril, y más de 3,000 millones en  Dow Chemical en julio,  Buffett todavía tenía más de 30,000 millones de dólares en efectivo cuando en septiembre la crisis empezó a  dispararse y a salirse de control. En este ambiente el efectivo es el rey.

Después del colapso de Lehman Brothers el 15 de septiembre, el pánico generalizado ante la posibilidad de nuevas quiebras provocó el alza de la cobertura por riesgo crediticio (credit default swaps -CDSs). Los to  CDSs son instrumentos usados por el mercado para especular sobre si una empresa podrá pagar su deuda. A medida que crece la percepción de riesgo de incumplimiento de pagos crecen los CDS. Tanto Goldman  Sachs como Constellation Energy  vieron cómo las tasas de los CDS de un año ascendían estrepitosamente a mediados de septiembre, mientras que la tasa de capital de GE se elevaba a finales del mes (ver tabla 2).

El incremento marcado en riesgo percibido de incumplimiento de pago hizo que el incremento de capital fuera excesivamente difícil. Aprovechando esta situación, MidAmerican Energy Holdings, subsidiaria del imperio Berkshire Hathaway de Buffet, se apoderó de Constellation Energy Group el 18 de septiembre por 4,700 millones de  dólares, pagando 26.50 dólares por acción - 70% menos de lo que valían un año antes.

No obstante, la inversión de Buffett en  Goldman Sachs cinco días después no solo fue más importante para apuntalar la confianza del mercado, sino que terminó siendo sumamente lucrativa. Buffett compró 5,000 millones de dólares en acciones referenciales de Goldman, con un dividendo anual  de  10%. Además, recibió garantías para adquirir otros 5,000 millones de dólares en acciones comunes a 115 dólares la  acción con la posibilidad de duplicar su apuesta en los próximos cinco años. Con el precio de comercialización de las acciones de Goldman de aproximadamente 129 dólares,  Buffett tiene garantizada una ganancia en papeles de más de 600 millones de dólares. A eso hay que sumarle los 500millones de dólares de pago de dividendo anual y ya está recibiendo un rendimiento de 20% de su inversión.

Deseoso de recibir su propia infusión de efectivo, GE  ofreció a Buffet un acuerdo igualmente  afable. El 1 de octubre, Buffet aceptó adquirir 3,000millones de acciones preferenciales de GE con un pago de dividendo anual de 10%.

No conforme con las inversiones en Estados Unidos, Buffet también ha estado cupando haciendo compras en el exterior.  El 29 de septiembre, invirtió 230millones de dólares en una participación  de 10% en la fábrica de automóviles eléctricos BYD.  Desde la  inversión de Buffet, le precio de las acciones de BYD se ha casi duplicado.

Esperando exhalar

 Si bien las inversiones recientes de Buffet, especialmente en Goldman Sachs, han ayudado a que se recupere la confianza en el mercado, debe señalarse que en los últimos años ha realizado otras inversiones de envergadura en instituciones financieras. En 2007, Berkshire Hathaway adquirió miles de millones de dólares en acciones comunes de Wells Fargo, US Bancorp y American Express – convirtiendo a la empresa en el  mayor accionista de cada una de estas instituciones.

En el ambiente actual, es mucho más importante la capacidad de Buffet para infundir confianza que el hecho de que sea el dueño de estas acciones. Como le explicaba a Rose, la confianza se parece mucho al oxígeno: “Cuando usted lo tiene, no piensa que es indispensable. Usted puede pasar años sin pensar en ello. Pero cuando le falta por cinco minutos, es en lo único que puede pensar”. Un brindis desde aquí para que Buffet pueda.

Ahora ve
No te pierdas