El rescate podría perjudicar a bancos

La ley de rescate estadounidense eleva el límite para los depósitos bancarios asegurados; esta medida podría aumentar el monto de las primas pagadas por los bancos.
El índice de morosidad de los bancos fue del 2.49% a fines d  (Foto: )
David Ellis
NUEVA YORK -

Ahora que el Senado estadounidense ha aprobado una nueva versión de la controversial ley de rescate económico, una nueva preocupación asalta a consumidores y empresarios: ¿qué pasará con sus depósitos bancarios si más bancos se hunden?

La legislación aprobada contiene una enmienda que estipula un aumento en el monto máximo de dinero protegido por la Federal Deposit Insurance Corp. (FDIC). Esta agencia de protección a los depósitos bancarios anteriormente aseguraba la cantidad de hasta 100,000 dls, ahora el tope es de 250,000 dls.

Las autoridades federales reguladoras de bancos, que presentaron la idea al Congreso de EU, dijeron que elevar los límites del monto asegurado ayudaría a mejorar la liquidez de las entidades bancarias del país. Además, proporcionaría una muy necesitada dosis de confianza a los consumidores intranquilos por la salud de sus respectivos bancos.

“Para la mayoría de la gente [la disposición] no significará una diferencia, pero puede ser reconfortante” explica el profesor de finanzas Mark J. Flannery del Warrington College of Business Administration.

Tan sólo el mes pasado, inversionistas y consumidores atestiguaron la caída de los mayores bancos del país bajo el peso de la crisis crediticia. La semana pasada, Washington Mutual se vino abajo luego de que sus clientes comenzaran a retirar sus depósitos. El banco de ahorro fue posteriormente comprado por 1,900 millones de dólares (mdd) pagados por JPMorgan Chase. También Wachovia, sumida en especulaciones sobre su destino, tuvo que vender sus activos bancarios a Citigroup.

¿Primas más caras?

De ser ratificada la ley de rescate, el aumento en los límites de depósitos asegurados sería solamente una solución temporal. Hace algunos años, el Congreso estadounidense aprobó nuevos límites que fijarían los topes de depósitos de acuerdo a la inflación del 2005. Pero esos cambios no entrarán en vigor hasta el 2011.

Sin embargo, el sector bancario está muy pendiente de si se verá o no obligado a pagar primas más costosas para sostener el fondo que posee la FDIC para asegurar los depósitos.

La ley aprobada por el Senado impide que la FDIC cobre más dinero a los bancos para cubrir el aumento del límite de depósitos bancarios. En lugar de elevar el precio de la póliza, la FDIC podrá pedir un préstamo directamente al Tesoro para cubrir las necesidades de financiación relacionadas con la ampliación del límite asegurado.

No obstante, los bancos ya se han estado preparando para un incremento en las primas, dada la cantidad y magnitud de los colapsos bancarios que el sector ha padecido en lo que va del año.

Washington Mutual fue la víctima número 13, pero su colapso no le costará nada a la FDIC debido a que fue velozmente comprado por JPMorgan Chase. En cambio la caída de la hipotecaria IndyMac -que aún no tiene comprador- , sí podría salirle cara a la agencia federal.

Un portavoz de la FDIC declaró que el consejo directivo de la agencia prevé aprobar un aumento en las primas durante su próxima sesión. El aumento ayudaría a cubrir los depósitos actualmente asegurados por la agencia, aproximadamente 4.5 billones de dólares.

La industria bancaria teme que el incremento en las primas sea mayor al esperado. De ser así, pagar más por la cobertura reduciría aún más el colchón de capital de las entidades financieras.

“Los bancos pagan [las primas de la FDIC] con sus utilidades, por lo que un aumento tendría un impacto en sus ganancias” afirma Camden Fine, presidente y CEO de la Comunidad Independiente de Banqueros de América, asociación que representa a 5,000 entidades bancarias.

Ayuda a los bancos pequeños, no a los grandes

También ha surgido la preocupación en torno a cuánto dinero necesitará la FDIC para resarcir más quiebras bancarias. Según reportó Bloomberg News, la agencia requeriría reunir unos 150,000 mdd. Pero la FDIC replicó que “el estado financiero del fondo de seguros es fuerte y podrá responder a quiebras de bancos”, y añadió que la propuesta de elevar las primas que pagan los bancos “mal gestionados” debería alentarlos a ser más precavidos.

Sin embargo, los expertos consideran que ampliar los topes para los depósitos asegurados no corregirá los problemas crediticios que enfrentan los bancos. Ni tampoco evitará que los depositantes mayoristas (como los fondos de inversión del mercado monetario, que buscan los bancos que den mejor rendimiento) saquen su dinero de una institución en cuanto huelan problemas.

Eso no significa que aumentar los límites no ayude a la industria. Las más beneficiadas, se dice, serán las instituciones pequeñas o de escala comunitaria. Pues a diferencia de las grandes firmas financieras, éstas no son  candidatas a mega-rescates del tipo de Wachovia, y los clientes de estas pequeñas entidades con depósitos superiores al límite actual (100,000 dls) estaban totalmente expuestos al riesgo.

Ahora ve
No te pierdas