El mundo busca combatir la crisis de EU

El jueves el G-7 se reunirá para encontrar una propuesta coordinada al problema económico globa los bancos centrales de Japón y Reino Unido podrían reducir sus tasas de interés.

Las finanzas en todo el mundo vivirán otra semana de esfuerzos por evitar una profunda crisis económica con reuniones de los comités de política monetaria de los bancos centrales de Japón y Reino Unido, así como una cita del Grupo de los Siete (G-7).  

El comité de política monetaria del Banco de Japón sesionará durante dos días a partir de este lunes y el jueves lo hará el del Banco de Inglaterra, en ambos caso con la expectativa de que reduzcan sus respectivas tasas de interés.  

En el caso británico se estima que de tomarse esa decisión sería por 25 puntos base, pero en el japonés el punto de vista oficial es que dar liquidez al sistema bancario pero sin reducir las tasas es el camino adecuado.  

El mismo jueves, en Washington, está prevista la reunión de los ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales del G-7 (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido).  

Las naciones más ricas e industrializadas del orbe buscarán una respuesta coordina a la actual situación, la peor crisis financiera desde la Gran Depresión de 1929.  

Sin embargo, analistas japoneses citados por la agencia Kyodo señalaron que no esperan que el G-7 prometa acciones concretas.  

"Creo que estas naciones no pueden presentar remedios claros por la confusión actual", dijo el ex ministro de Finanzas japonés, Eisuke Sakakibara.

"Los miembros del Grupo de los Siete sólo aprobarán lo que Estados Unidos propongan para reprimir la agitación de este momento", continuó Sakakibara y dijo que los corredores de Bolsa locales no esperan medidas dramáticas.  

Precisó que esas economías no bajarán sus tasas clave a corto plazo en conjunto, porque las condiciones de cada una de ellas es diferente.  

Para Toyoo Gyhten, ex viceministro de Finanzas para Asuntos Internacionales a finales de 1980, las economías de Estados Unidos y las europeas se han concentrado en "apagar el fuego en su respectivo campo", más que en realizar acciones colectivas.  

Japón carece de sentido de urgencia en esta situación porque sus entidades financieras son relativamente inmunes al daño proveniente de los males estadounidenses actuales, explicó.

Gyhten añadió que la confianza en la economía estadounidense no está completamente perdida, pues los inversionistas aún ven en los bonos del Tesoro un activo seguro y los compran.

Ahora ve
No te pierdas