EU para el motor a los autos mexicanos

Las ventas de automóviles cayeron significativamente en septiembre por la incertidumbre en EU; la previsión para el cuarto trimestre –el más fuerte en ventas- es una demanda más baja, alertó
Las ventas de autos habrían caído a alrededor de 11 millones
Ulises Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las ventas de automóviles en el país registraron una caída significativa en el mes de septiembre, como resultado de una pérdida de confianza del consumidor ante la incertidumbre generada por la crisis financiera estadounidense y las condiciones económicas adversas, informó General Motors México.

Las perspectivas para el cuarto trimestre –tradicionalmente el más fuerte en ventas para la industria automotriz- son de un ajuste a la baja en la demanda, lo que llevaría a cerrar el 2008 con un crecimiento cero en ventas, respecto al año pasado.

“Vemos una baja importante en las ventas de septiembre, los números están por confirmarse”, dijo en entrevista, Ernesto Hernández, director de Ventas, Servicio y Mercadotecnia de GM México. 

En el mes de agosto, las ventas internas de autos habían retrocedido ya 2.8% respecto al mismo mes del año pasado, según datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA)

“Vemos una baja a nivel de industria importante, tal vez un cambio en la estructura de la demanda para el último trimestre y tenemos que ir alineando nuestra expectativa”, explicó el directivo. “Hasta el día de hoy, estimamos que el año cierre básicamente plano contra el año pasado, estamos hablando de un rango entre un millón 140,000 y un millón 160,000 unidades.   

General Motors es el líder en ventas en el mercado mexicano desde hace 12 años; con un volumen anual de ventas que oscila entre las 230,000 y 250,000 unidades, su participación de mercado es del orden de 20%.

Hernández indicó que la crisis de Wall Street y sus repercusiones en la economía estadounidense son un motivo de preocupación para la industria automotriz mexicana, la cual ha enfrentado todo tipo de  presiones, desde el alza en los precios de los energéticos hasta la incertidumbre política

“El tema de la Bolsa en EU está teniendo un impacto ya visible y esperamos que el programa de recuperación tenga también un impacto positivo. A todo esto tendremos que estar muy atentos, pues es un hecho que la economía mexicana sigue a la de EU”,  añadió. 

“México también está pasando por varios cambios: temas de inestabilidad política y social, inseguridad, el desliz de tipo de cambio, la presión inflacionaria por el aumento e los combustibles. Todo esto se reduce a que el nivel de confianza del consumidor esté un poco detenido o a la baja”, concluyó.

Ahora ve
No te pierdas