Europa inyectará dinero público a bancos

Los líderes europeos acordaron aportar capital a los bancos golpeados por la crisis financiera; se comprometieron a asegurar o directamente comprar nuevas emisiones de deudas.
Angela Merkel saluda a Nicolás Sarkozy, quien patrocinó una  (Foto: )
PARIS (CNN) -

Líderes europeos, con prisa por presentar una respuesta creíble antes de que los temerosos mercados mundiales reabran, se comprometieron el domingo a inyectar dinero público en bancos golpeados por la peor crisis financiera desde la década de 1930.

"Esto requiere de medidas concretas y de unidad: eso es lo que tenemos hoy", dijo en una rueda de prensa el presidente francés Nicolás Sarkozy, quien patrocinó una reunión de emergencia de líderes de los 15 países de la zona euro más Gran Bretaña.

Según el documento que circuló durante la cumbre, los líderes acordaron dos asuntos clave: aportar capital a los bancos y asegurar o directamente comprar nuevas emisiones de deudas.

Sarkozy dijo que los gobiernos estaban listos para tomar participaciones en los bancos y que los detalles serían anunciados a nivel nacional, comenzando por Italia, Alemania y Francia, el lunes.

"Esta no es una dádiva para los bancos, es para ayudarlos a funcionar", añadió.

Según el documento, los líderes se comprometieron ayudar a la suscripción o suscribir las emisiones de deudas de bancos por períodos de hasta cinco años, para complementar los esfuerzos del Banco Central Europeo para descongelar los mercados de préstamos interbancarios.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, confirmó ese punto en la rueda de prensa mantenida con Sarkozy y otros.

Sarkozy dijo que la cumbre mostró que Europa es capaz, pese a las muchas fronteras nacionales, de responder colectivamente a la crisis, que partió en Estados Unidos hace más de un año, pero que alcanzó un punto alto recientemente.

Funcionarios habían sugerido que emergerían medidas más que retórica de la reunión, en la que también participó el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet.

"Si la confianza en los mercados no se restaura este fin de semana, será el final del juego," dijo Marco Annunziata, economista jefe de UniCredit.

El índice Standard & Poor's 500 se desplomó más de un 18% la semana pasada, la peor de su historia, mientras que las acciones europeas cedieron un 22%, y el Nikkei de Tokio perdió un 24%.

Los mercados de monedas, menos visibles para el público, están esencialmente dependiendo de las inyecciones masivas y regulares de liquidez de parte de los bancos centrales del mundo, ya que los bancos minoristas no se prestan dinero entre sí.

El encuentro en París fue organizado por Sarkozy tras una cumbre del G7 en Washington que no presentó ninguna medida concreta ni colectiva, pero tras la cual se prometió hacer lo posible para descongelar los mercados crediticios.

Ahora ve
No te pierdas