Europa promete actuar contra la debacle

Los líderes del bloque prometieron adoptar reglas para sostener el crecimiento y el empleo; sin embargo, descartaron un paquete de estímulo a nivel continental para evitar una recesión.
El presidente francés, Nicolas Sarkozy, presidió el Consejo  (Foto: )
BRUSELAS (CNN) -

Los líderes de la Unión Europea prometieron el jueves adoptar medidas para apuntalar el crecimiento y los empleos amenazados por la crisis financiera mundial, pero descartaron evitar la recesión con un paquete de estímulo a nivel continental.

Pese a la crisis, la UE acordó mantener el plazo previsto -diciembre- para adoptar una ambiciosa normativa para luchar contra el cambio climático.

En una concesión a Polonia, preocupada por el costo de combatir la emisión de gases de efecto invernadero en su economía basada en el carbón, la decisión final se adoptará por unanimidad y no por mayoría.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, que presidió el Consejo Europeo de dos días, instó a Europa a demostrar la misma unidad a la hora de abordar la desaceleración económica que exhibió al adoptar acciones coordinadas para rescatar bancos y dar estabilidad al sistema financiero.

Pero las tradicionales líneas divisorias entre los que defienden el libre mercado y los favorables a la intervención estatal, resurgieron rápidamente sobre el asunto de si los países deberían subvencionar al sector del automóvil para continuar siendo competitivos frente a los fabricantes estadounidenses, que reciben 25.000 millones de dólares en descuentos de préstamos gubernamentales.

"¿Necesitamos la misma coordinación en la crisis económica que en la crisis financiera? Desde el punto de vista de la presidencia francesa, la respuesta es sí, sí, sí, sí", dijo Sarkozy en rueda de prensa.

"¿Tenemos unanimidad de momento? No, no, no. Pero yo digo que hemos dado un paso de gigante", agregó.

Los 27 países de la UE indicaron que una próxima cumbre internacional para reformar el sistema financiero mundial debería adoptar decisiones urgentes sobre estándares mundiales de regulación, supervisión transfronteriza y un sistema de alerta temprana para restaurar la confianza.

Sarkozy y el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, se entrevistarán con el presidente estadounidense, George W. Bush, en Camp David, el sábado para ayudar a preparar la cumbre que el líder francés dijo que sería "una refundación del capitalismo".

Ahora ve
No te pierdas