Banxico mantiene tasas, defiende al peso

El banco central ve un mayor deterioro de la economía mexicana y un repunte en la inflación; la tasa de interés se mantiene en 8.25%, ante la volatilidad en los mercados financieros.
Las tasas de interés suben a su nivel más alto desde 2006. (  (Foto: )
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Pese al mayor deterioro de la economía mexicana, pero ante la volatilidad de los mercados financieros, Banco de México decidió mantener sin cambio su tasa de interés de corto plazo en 8.25%.

“Tomando en cuenta la fuerte volatilidad que se está experimentando en los mercados financieros, la Junta de Gobierno del Banco de México ha decidido mantener en 8.25 por ciento la Tasa de Interés Interbancaria a un día”, dijo el Banxico en un comunicado de prensa que define su política monetaria para los próximos 30 días.

El peso mexicano se ha depreciado más de 18% en los últimos 9 días hábiles ante los temores de una recesión en estados unidos y que provocaron una extraordinaria demanda de dólares lo que lo ha obligado a intervenir en el mercado de cambios con más de 11,200 millones de dólares para reducir las presiones sobre el peso.

La moneda mexicana se cotiza la mañana de éste viernes en 12.92 pesos por dólar a la venta en su tipo interbancario y entre 12.97 y 13.10 pesos en ventanillas de bancos y casas de cambio.

“Banco de México buscará estabilizar el peso, porque a largo plazo se convertiría en presión sobre los precios”, dijo Manuel Galván, de la firma Metanálisis.

“Se avecina un recorte de tasas por parte del Banco de México, pero la inflación no ha confirmado su nivel máximo. En el primer trimestre de 2009, el Banco Central empezará a reducir su tasa de fondeo”, dijo Luis Flores analista de Ixe Casa de Bolsa.

Para el Banco central es claro que los programas de rescate financiero en los países industrializados como Estados Unidos y los de la Unión Europea no han detenido la  volatilidad en los mercados financieros  que “continúa a niveles extremadamente altos”, por lo que el impacto en las economías emergentes ha sido particularmente intenso.

La decisión del Banco de México se da pese a la menor actividad económica que provoca la crisis financiera internacional.

“La recesión que ya se advierte en los países industrializados y, particularmente en Estados Unidos, está impactando negativamente sobre la actividad económica en México”, dijo Banxico

El encargado de la política monetaria indicó que los datos más recientes sobre exportaciones, consumo privado y empleo han acrecentado los riesgos a la baja de la actividad económica.

La junta de Gobierno del Instituto Central anticipa una trayectoria alcista  en la inflación para el último trimestre del año, considerando el eventual traspaso a los precios finales de varios aumentos de costos ya materializados, así como la eliminación gradual de los subsidios de los energéticos como gasolinas y diesel.

Sin embargo, Banxico prevé que se cumpla la proyección realizada sobre una baja gradual de los precios hacia la segunda mitad de 2009.

Ahora ve
No te pierdas