Bush organizará cumbre financiera global

El presidente de Estados Unidos busca evaluar las estrategias para combatir la crisis financier el mandatario de reúne con los presidentes de Francia y de la Comisión Europea.
Nicolás Zarkozy, George Bush y José Manuel Barroso, en Campo

Estados Unidos, Francia y la Unión Europea (UE) propusieron el sábado una serie de cumbres mundiales por la crisis financiera, empezando después de las elecciones presidenciales del 4 de noviembre en Estados Unidos.

El presidente estadounidense, George W. Bush, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, dijeron después de un encuentro en el retiro presidencial de Camp David que coincidieron en "aproximarse" a otros líderes mundiales la semana próxima con la idea de realizar una serie de cumbres.

"Espero con ansias ser el anfitrión de esta cumbre en el futuro cercano", dijo Bush, agregando que discutió planes para la cumbre con el primer ministro de Japón, Taro Aso, y el actual presidente del Grupo de los Ocho países más industrializados.

La crisis de crédito que ha golpeado al mundo ha derribado a los mercados, lo que ha llevado a Estados Unidos y a sus aliados europeos a buscar formas de reducir el impacto en los sistemas financieros.

"Es esencial que trabajemos juntos porque estamos juntos en esta crisis", dijo Bush antes de un encuentro con el presidente francés Nicolas Sarkozy y el presidente de la Comisión Europea José Manuel Barroso, en el retiro presidencial de Camp David.

Bush hizo hincapié en que la cumbre, convocada como consecuencia de la peor crisis financiera desde la Gran Depresión, debería "preservar los fundamentos del capitalismo democrático, un compromiso con los mercados libres, la libre empresa y el libre comercio".

Sarkozy ha solicitado una revisión de la actual arquitectura financiera internacional establecida justo después de la Segunda Guerra Mundial, en la conferencia de Bretton Woods, en 1944. El sábado dijo que era posible que la cumbre se realice a fines de noviembre en Nueva York.

Bush no ha hecho ningún comentario público sobre la propuesta de revisión de Sarkozy y los asesores de la Casa Blanca dicen que el foco inmediato es abordar la crisis.

Modernizar los sistemas financieros

Líderes de Estados Unidos y Europa decidieron que sería "demasiado ambicioso" manejar todos los temas en una cumbre, dijo el portavoz de la Casa Blanca Tony Fratto.

La primera cumbre será en Estados Unidos, posiblemente en noviembre, y se centrará en revisar los avances y atender la actual crisis, buscar acuerdo de principios de reformas para evitar que se repita la inestabilidad financiera.

Las cumbres posteriores buscarán implementar acuerdos sobre pasos específicos.

Fratto dijo que no sabía si el próximo presidente de Estados Unidos, ya sea el demócrata Barack Obama o el republicano John McCain, sería invitado a participar en la primera cumbre.

"Desde luego que estaríamos interesados en la visión y los aportes de quienquiera que resulte electo presidente, y agradeceríamos eso. Pero no puedo hablar sobre su participación", afirmó.

Tanto los países desarrollados como aquellos en desarrollo estarán representados, "y juntos trabajaremos para fortalecer y modernizar los sistemas financieros de nuestras naciones para poder garantizar que esta crisis no vuelva a ocurrir", dijo Bush.

Sarkozy, cuyo país ostenta la presidencia rotativa de la Unión Europea, señaló que la reunión sería una "gran oportunidad" para volver a analizar cómo el mundo administra sus asuntos económicos.

"A aquellos que nos han llevado hasta donde estamos hoy no se les debe permitir hacerlo una vez más", dijo.

"Este tipo de capitalismo es una traición al tipo de capitalismo en el que creemos. Y ésa es la razón por la que (...) hemos venido a hacer escuchar la voz de Europa", añadió.

Durante su encuentro en Camp David, los tres líderes discutieron la coordinación continua de medidas para resolver la crisis.

"Este es un período de prueba para todos nuestros países. Estoy confiado en que superaremos los desafíos que enfrentamos", dijo Bush.

"Con determinación y una acción concentrada soportaremos esta crisis, regresaremos nuestras economías al camino de la prosperidad y el crecimiento de largo plazo.

Ahora ve
No te pierdas