Es la hora de comprar acciones: Buffett

El millonario y CEO de Berkshire Hathaway comparte su experiencia para invertir con éxito; el â??Oráculo de Omahaâ?? recomienda arriesgarse durante la crisis económica que asola a EU.
El multimillonario inversionista aprovecha los bajos precios  (Foto: )
David Goldman
NUEVA YORK -

El multimillonario inversionista Warren Buffet anunció que estaba comprando acciones bursátiles en un artículo que escribió para el diario The New York Times.

Buffet, conocido como el Oráculo de Omaha por su habilidad para comprar las más acertadas compañías en el momento más oportuno en nombre de su compañía Berkshire Hathaway, declaró que la descalabrada economía estadounidense aún podría empeorar.

“A corto plazo, el desempleo aumentará, decaerá la actividad económica y las noticias seguirán siendo alarmantes” apuntó.

Pero justo por esa razón, el CEO de Berkshire admitió que estaba convirtiendo casi todo su portafolio personal a acciones de empresas estadounidenses. Antes sólo poseía bonos del Tesoro.

Buffett explicó que el temor provocado por la crisis crediticia -culpable de la estrepitosa caída del 36% de las acciones- había dejado las acciones a un precio de compra muy atractivo. “Una sencilla regla dicta mi decisión de comprar: Sé temeroso cuando los otros son codiciosos, y sé codicioso cuando los otros tengan miedo. Y con toda seguridad hoy el miedo está extendido, incrustado incluso en los inversionistas más experimentados” señala.

Los precios de las acciones han sido volátiles, por decir lo menos. Tan solo la semana pasada el índice Dow Jones ganó 976 puntos el lunes, para caer después 76 puntos el martes, perdió 733 el miércoles y el jueves recuperó 401 puntos. A pesar de estos altibajos Buffet asegura que el futuro del mercado bursátil será más prometedor.

“Los temores con respecto a la prosperidad a largo plazo de muchas compañías del país no tienen fundamento. La mayoría de las grandes empresas estarán registrando ganancias récord dentro de 5, 10 y 20 años”, augura el inversionista.

Sin embargo, muchos inversionistas han abandonado el fluctuante mercado bursátil y han preferido poner sus fondos en activos físicos como el oro o equivalentes a efectivo. Si bien ahora se siente seguro haciéndolo, Buffet advierte que esos inversionistas poseen “terribles activos a largo plazo” que de ninguna forma competirán con las futuras ganancias que reporten las acciones.

“Los desdichados compraron acciones cuando se sintieron cómodos para hacerlo, y luego las vendieron cuando las noticias los pusieron nerviosos”, indica Buffet.

Por lo tanto, si las compañías más fuertes están destinadas a un éxito de largo plazo, las malas noticias suelen transformarse en buenas cuando se trata de invertir en el mercado bursátil.

“Las malas noticias son el mejor amigo del inversionista, te permiten comprar un trozo de Estados Unidos a un precio rebajado” sentencia el oráculo.

Ahora ve
No te pierdas