La OMC aboga por reglas financieras

La organización señaló que los países podrían negociar nuevas normas para paliar la crisis; dijo que la participación de países en desarrollo es clave para forjar un consenso global.
PEKÍN (CNN) -

Los países están poniéndose de acuerdo en que es necesario crear un sistema mundial de reglas financieras, ya que la crisis crediticia ha demostrado que las soluciones puramente nacionales no son suficientes, dijo el lunes el jefe de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Pascal Lamy.

Hablando desde Pekín, Lamy dijo que la crisis ya había creado una voluntad política para crear una mayor regulación financiera global, la cual hasta ahora había sido sofocada por divisiones entre los partidarios de regulaciones tradicionales y los que defienden la auto regulación.

"Percibo que los países empiezan a convergir en la idea de una necesidad de una mayor regulación global en esta área, y es el momento de pensar en construir un consenso en torno a una posible agenda regulatoria", dijo Lamy en una conferencia en la Universidad de Pekín.

El presidente estadounidense George W. Bush dijo el sábado que sería el anfitrión de una serie de reuniones sobre la crisis poco después de las elecciones de presidenciales del 4 de noviembre, para enfocarse en los "principios de reforma" que se necesitan para arreglar el sistema financiero mundial.

Más de 700 delegados de 44 naciones aliadas se reunieron en Bretton Woods en julio de 1944 para diseñar el orden económico de pos guerra. En la reunión nacieron el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, además del precursor de la OMC.

Además se implementó un sistema de tasas fijas pero ajustables que sustentó una generación de rápido crecimiento económico y baja inflación.

Diseñar un régimen nuevo será un proceso lento y doloroso, dijo Lamy. "Lo más urgente es restablecer la confianza en el sistema financiero. La señal de que los países están listos para comprometerse en un proceso honesto de legislación mundial contribuiría a eso", agregó el titular de la OMC.

La participación de países en desarrollo es clave para forjar un consenso global sobre la regulación, que debería ser impulsado para que el control de riesgos no ahogue la innovación financiera, agregó.

Lamy hizo una analogía con ingenieros en trenes: los trenes que diseñan deben serás rápidos, más ligeros y más inteligentes, pero también deben cumplir con exigencias de seguridad

"Lo que necesitamos es una serie de leyes seguras contra las crisis financieras mundiales", concluyó.

Ahora ve
No te pierdas