México muestra señales de crisis

La debacle financiera global, lleva a los bancos mexicanos a estar renuentes a prestar dinero; el Gobierno planea ofrecer 50,000 mdp en garantías a empresas emisoras de papel comercial.
Las compañías incapaces de renovar su deuda a corto plazo po
Noel Randewich
MEXICO DF (CNN) -

El mercado mexicano de papel comercial podría reflejar un daño más profundo de lo pensado en algunas empresas locales por la crisis financiera global, elevando la posibilidad de que el Gobierno se vea forzado a comprar deuda para rescatarlas.

Bancos de desarrollo del Gobierno planean ofrecer 50,000 millones de pesos (3,800 millones de dólares) en garantías para empresas emisoras de papel comercial, pero Víctor Herrera, director de Standard & Poor's en México, dijo que el Gobierno incluso podría tener que comprar deuda directamente.

"La semana pasada, ni los mejores nombres pudieron emitir papel, así que si esta semana se repite los mismo, creo que tendrán que inyectar liquidez", dijo Herrera a Reuters.

La cementera Cemex <CX.N> <CMXCPO.MX> y otras firmas importantes no lograron colocar la semana pasada papeles por más de 1,000 millones de pesos (77 millones de dólares), mientras la restricción crediticia iniciada en Wall Street irrumpe en México.

Si se dieran nuevos fracasos para colocar deuda a corto plazo, eso podría lastimar significativamente el panorama para las empresas mexicanas, según especialistas.

Muchas empresas eligieron depender de financiamiento de corto plazo este año, mientras esperan que bajen las tasas de interés de largo plazo.

Pero ahora que deben emitir sus papeles de corto plazo en un mercado sin liquidez, a las empresas se les podría complicar hallar compradores, dijo Nymia Almeida, una analista senior de Moody's.

"Algunas empresas fueron muy agresivas", dijo. "Esto es lo que enfrentan ahora, gran riesgo de refinanciamiento", agregó.

Según analistas, las compañías que logren emitir papel comercial esta semana muy probablemente paguen tasas de interés más altas que las de semanas recientes.

Probablemente los gubernamentales Nafinsa y Bancomext comiencen a ofrecer garantías para deuda el martes, dijo una fuente a Reuters, a tiempo para ayudar a las empresas a cumplir son sus compromisos inmediatos.

Peligro de bancarrota
Con la debacle financiera global llevando a los bancos mexicanos y otros inversionistas a estar renuentes a prestar dinero, las compañías incapaces de renovar su deuda a corto plazo y que no cuenten con efectivo suficiente podrían enfrentar riesgos de bancarrota.

"Desafortunadamente esta restricción en la liquidez ha alcanzado a nuestro mercado, y si no somos cuidadosos en cómo lo manejamos, podría deteriorarse más", dijo Herrera.

A principios de mes, los temores de un recrudecimiento en la crisis crediticia y la recesión de las economías a nivel mundial arrastró a la moneda mexicana por un precipicio.

Cemex reveló que tuvo pérdidas en el mercado de derivados por la caída de la moneda, y reportó un desplome del 74 por ciento en su utilidad neta del trimestre.

La minorista Comercial Mexicana <COMEUBC.MX> pidió protección de los tribunales ante sus acreedores, luego de perder millones en sus posiciones en productos derivados y no poder cubrir sus pagos.

Pese a que cuenta con bastantes reservas internacionales y su sistema bancario está más sólido que el de muchas naciones de Latinoamérica, México es el país más dependiente de Estados Unidos en la región.

La temida recesión en Estados Unidos podría frenar drásticamente a la economía de México, que exporta al mercado estadounidense cerca del 80 por ciento de los bienes que produce.

Ahora ve
No te pierdas