Wall Street vive octubre negro

Las Bolsas estadounidenses probablemente terminen la semana y el mes en su peor nivel desde 198 el jueves se dará a conocer el reporte sobre el PIB del país, lo que podría empeorar el panoram
Se prevé que los mercados sigan negativos esta semana. (Arch
NUEVA YORK (CNN) -

Cualquiera sea la manera en que termine la semana en Wall Street, el mercado bursátil estadounidense posiblemente ponga fin a un octubre que quedará para siempre en la memoria de los inversores.

En lo que va del mes, el promedio industrial Dow Jones ha perdido un 22.8%; el índice S&P 500, un 24.7%, y el Nasdaq, un 25.8%, lo que los pone en camino de cerrar su peor mes desde el "crack" de octubre de 1987.

En el caso del S&P, este octubre podría ser el peor mes para ese índice desde la Segunda Guerra Mundial.

Se espera que el pesimismo reine en Wall Street esta semana, a menos que las autoridades de la Reserva Federal y otros bancos centrales den más seguridad de que tienen lo que se necesita para reducir los golpes provenientes de la amenazante crisis financiera.

Pero posiblemente las condiciones no sean las mejores hasta que la Fed dé su veredicto sobre el panorama económico y el Gobierno estadounidense difunda su reporte preliminar sobre el Producto Interno Bruto (PIB) en el tercer trimestre, que se conocerá el jueves.

El dato de PIB podría ser la primera lectura negativa para este indicador desde la cifra revisada del cuarto trimestre del 2007.

"La perspectiva para el mercado depende realmente de qué tipo de acción tome la Fed", dijo Doug Roberts, jefe de estrategias de inversión de Channel Capital Research en Shrewsbury, Nueva Jersey. "Yo no descartaría tampoco la posibilidad de algo coordinado globalmente", agregó.

Además de la Fed, esta semana estará cargada de cifras: ventas de casas nuevas, confianza del consumidor, un sondeo sobre precios de viviendas, pedidos de bienes durables, y datos sobre gasto e ingresos personales.

También habrá varios resultados corporativos que podrían confirmar los temores de inversores acerca de que la perspectiva para las ganancias y el crecimiento económico es cada vez más sombría.

Los inversores analizarán cada uno de estos datos para evaluar cuán profunda puede ser la recesión que podría enfrentar Estados Unidos.

En sintonía con la Fed

El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por su sigla en inglés) comenzará el martes una reunión de dos días para decidir sobre las tasas de interés. La resolución será publicada el miércoles alrededor de las 18:15 GMT.

Los futuros anticipan completamente un recorte de tasas de medio punto porcentual, o 50 puntos básicos, de un 1.5 a un 1%.

El mercado de futuros de tasas de interés también ve una posibilidad de "más de un 20%" de que la Fed recorte la tasa de fondos federales en forma más agresiva, a un 0,75%.

"Se anticipa que la Fed recortará las tasas. La pregunta es: ¿cuánto?", comentó Bucky Hellwig, vicepresidenta ejecutiva de Morgan Asset Management.

"Un recorte de tasas cosmético probablemente no será tan beneficioso para el mercado. Sicológicamente, una reducción mayor a la esperada confirmaría que la Fed está usando todas las herramientas disponibles para intentar que la caída sea menos dolorosa", añadió.

Pero mientras el pronunciamiento de la Fed sobre tasas recibirá atención, los inversionistas se concentrarán en la evaluación de las condiciones y el panorama económico que haga el banco central, a la hora de decidir si salen a comprar o vender acciones.

Los índices referenciales están en sus mínimos desde la primavera boreal del 2003.

Ben Bernanke, presidente de la Fed, advirtió durante una audiencia del Congreso del 20 de octubre que la economía estadounidense podría permanecer afligida por un período de crecimiento inferior y, por lo tanto, sería necesario un segundo plan de estímulo económico.

Olas golpean octubre

Hace semanas, la amenaza de un recalentamiento económico ha espantado a los mercados en todo el mundo, dado que el pánico de inversionistas e instituciones, como fondos de cobertura, los ha llevado a liquidar sus posiciones de riesgo para juntar efectivo.

En una medida dramática antes de que el viernes abriera el mercado, la cotización de los futuros de acciones fue congelada varias veces, dado que los índices referenciales tocaron niveles que alertaron a las autoridades para instituir medidas que eviten caída desordenadas en medio de una depresión mundial.

El miedo a que una recesión económica global, encendida por el colapso del mercado de la vivienda de Estados Unidos, podría ser más profundo que lo esperado, llevó a que la bolsa cerrara el viernes con un fuerte desplome.

Durante la semana, el promedio industrial Dow Jones bajó un 5.35%, mientras que el índice S&P 500 descendió un 6.78% y el compuesto Nasdaq se derrumbó un 9.31%.

Ahora ve
No te pierdas